Lunes 23/07/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Fracasa el boicot de los parlamentarios alemanes al Papa. Los 100 escaños que dejaron vacíos fueron ocupados por ex parlamentarios católicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI también ha levantado polémica en su viaje a Alemania. Organizaciones contra la pederastia le han acusado públicamente y grupos pro-homosexualidad han salido a la calle para reivindicarse. El Papa ha asumido estoicamente el recibimiento porque "es normal en una sociedad libre". En el parlamento Alemán la protesta no ha surtido efecto.

El Papa alemán se ha mostrado feliz de regresar a su tierra a pesar de la hostilidad mostrada por algunos grupos. Ha dicho que sus "raíces son alemanas y ni pueden ni deben cortarse".

Una vez más ha citado las raíces históricas de su país y ha sido comprensivo con los manifestantes laicistas que querían impedir su discurso en el Bundestag. Ha recordado por ejemplo que "Alemania es el país de la reforma protestante, durante años en contraposición con Roma"

Aún así ha querido reiterar que "la religión es una de las bases para la convivencia" y ha subrayado que muchos alemanes están contentos con su visita, entre ellos él mismo, que dice sentir "mucha alegría de llevar a Cristo a mi tierra natal".

Ha quedado demostrado que el Papa también es muy apreciado en Alemania: Benedicto XVI celebrará una misa a la que acudirán más de 70.000 personas.

Además 100 parlamentarios habían decidido no asistir al discurso que el Papa pronunciaría en el Bundestag, con la intención de llamar la atención sobre sus escaños vacíos. Pero todos ellos han sido ocupados por ex parlamentarios católicos. Benedicto XVI fue recibido con un largo aplauso.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·