Sábado 24/02/2018. Actualizado 01:19h

·Publicidad·

Vaticano

Los tripulantes habrían recibido la preparación en 2010

Debate tras la boda en el avión. “El sacramento es válido, el Papa tiene la potestad suprema, pero el cursillo es obligatorio”

Diferentes sacerdotes aclaran algunas dudas surgidas tras la ceremonia religiosa que ofició el Santo Padre de manera espontanea

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La boda que celebró el Papa a una pareja de tripulantes en el avión papal durante el viaje apostólico a Chile, ha provocado aplausos pero también algunas incertidumbres. No pocas parejas se preguntan ahora si pueden casarse en un avión a modo Francisco, en un jardín o, incluso, saltándose el cursillo prematrimonial al que obliga la Iglesia. Religión Confidencial ha consultado con varios sacerdotes.

El Papa, en el momento que casa a Carlos y Paula. El Papa, en el momento que casa a Carlos y Paula.

La intención del Papa Francisco al oficiar la boda canónica de la pareja de sobrecargos que llevaban ocho casos casados civilmente, era motivar a las parejas del mundo a tomar el sacramento del matrimonio, porque este sacramento, “es el que hace falta en el mundo", dijo el Santo Padre.

Los esposos Paula Podest y Carlos Ciuffardi han declarado en los medios de comunicación que la ceremonia religiosa estaba prevista en 2010, pero el terremoto que afectó a Chile en ese tiempo, impidió que se celebrase. Por lo tanto, según esta información, es previsible que habrían realizado el cursillo.

Fue el tripulante Carlos Ciuffardi quien explicó su boda a los periodistas y aseguró que fue de manera espontánea, que salió del Papa. Otros medios, en cambio, publican que la pareja habrían preparado con antelación que Francisco le casase durante el vuelo.

Sea como fuese, esta boda ha despertado el aplauso de muchas personas: “Este Papa es único”, “ha hecho historia” como comentaban algunos periodistas que le siguen durante sus viajes, pero también, ha causado sorpresa.

Casarse a “modo” Francisco

Si una pareja se acerca a un párroco y le piden casarse de la misma manera espontánea a modo Francisco ¿qué les diría?

“Yo no lo haría porque yo no soy el Papa. Si alguien puede dispensar de lo que sea es el Papa, no yo. En cualquier caso, el cursillo prematrimonial es obligatorio. En ocasiones, a algunas parejas les cuesta, pero tras hacerlo, se convencen de su importancia”, afirma a RC un sacerdote diocesano de Madrid.

Debe ser algo excepcional

Por su parte, el capellán universitario Juan Carlos Guirao explica: “La boda que he celebrado el Papa en el avión es perfectamente válida. Él tiene potestad para hacerla, tiene la potestad suprema en la Iglesia. Si el Papa consideró que los novios estaban preparados para la celebración del matrimonio, poco se puede añadir”.

En cualquier caso, añade: “A mi entender debe ser algo muy excepcional. La celebración de todos los sacramentos requiere preparación, también para el sacramento del matrimonio y hoy en día, más todavía, porque hace unas décadas las personas se casaban para toda la vida y hoy los jóvenes ya no quieren casarse, lo cual pone de manifiesto en este aspecto la necesidad de una preparación integral y adecuada para el matrimonio y, sobre todo, tratándose de algo tan importante como es el matrimonio que es el fundamento de la familia cuya dimensión social es indudable”.

De la misma opinión es el salesiano y periodista Francisco Javier Valiente “A mí me parece que es una circunstancia especial, un momento único. Lo normal y recomendable es la formación y preparación para el matrimonio. Ellos contaron que habían tenido muchas dificultades para hacerlo por la Iglesia, y el Papa se les ofreció”.

La Iglesia impulsa el matrimonio

Otro sacerdote especializado es matrimonio y familia señala a RC que, más allá del carácter “mediático de la noticia, lo que pone de manifiesto es que la Iglesia está a favor del matrimonio y desea promoverlo. Estar atento a las oportunidades que puedan surgir en el contacto con las personas. Está claro que esto no contradice la importancia y necesidad de la mejor preparación posible, ni supone una irrelevancia del acompañamiento en la maduración personal de los contrayentes”.

Por último, otro sacerdote cercano al vaticano que realiza pastoral familiar, se remite a un caso particular: “En realidad, el cursillo se pide para ayudar a las parejas a tomar conciencia de lo que es el matrimonio. Una vez una pareja me pidió casarles, pero no había el deseo de hacer una preparación seria, aunque habían seguido todos los aspectos formales excluyendo el curso. Les dije con sinceridad que me era muy difícil celebrar el matrimonio sin la preparación que consideraba adecuada y que me era difícil asumir esa responsabilidad. Se trata de una donación mutua para toda la vida, un don maravilloso, una joya preciosa que había que guardar y cuidar en un estuche adecuado. Al final se prepararon bien. Quedaron agradecidos, y aunque yo no celebré el matrimonio sino otro sacerdote, me pidieron bautizar a su primer hijo”. 


Documento que acredita que el matrimonio es válido. Documento que acredita que el matrimonio es válido.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·