Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

La Santa Sede presenta lagunas en digitalización

La Congregación para la Doctrina de la Fe no tiene web y la información está desactualizada

Algunos organismos del Vaticano han modernizado el contenido online, como el Dicasterio para Laicos, Familia y Vida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Vaticano dispone de más de 75 web de los diferentes organismos vinculados a la Santa Sede. Algunas de estas instituciones están modernizado su información online, pero otras no disponen de su propio sitio en internet. Este es el caso de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Monseñor Luis Francisco Ladaria, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Monseñor Luis Francisco Ladaria, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El pasado 1 de julio el Papa Francisco nombró al arzobispo malloquín Luis Francisco Ladaria nuevo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y hace tres días, nombró nuevo secretario de esta congregación a monseñor Giacomo Morandi, que hasta el momento era subsecretario de la misma. Además, le ha elevado la dignidad de arzobispo.

Estos dos nombramientos todavía no aparecen en el apartado del Vaticano que informa de las actividades de la Congregación para la Doctrina de la Fe, aunque sí está publicado en el boletín diario de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

La Congregación para la Doctrina de la Fe es un órgano colegiado de la Santa Sede cuya función es custodiar la correcta doctrina católica en la Iglesia. Sin embargo, este organismo no posee web propia, sino que la información que ofrece está vinculada a la página general del Vaticano.

El último documento publicado, Instrucción Ad resurgendum cum Christo sobre el entierro de los difuntos y la conservación de las cenizas en el caso de la cremación, es de 15 de agosto de 2016.  

Asimismo, las actividades de 2017 de los miembros de esta Congregación tampoco están publicadas; la web del Vaticano publica los actos realizados desde 2012 a 2016.

El archivo de la Congregación para la Doctrina de la Fe, (DCAF) una entidad propiedad de la Santa Sede, que se abrió al público para estudiosos determinados, sí que tiene web propia, pero la información no está actualizada.

Por otra parte, los estudiosos que quieran acceder a estos archivos, no podrán hacerlo desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre, puesto que el archivo permanece de vacaciones durante este tiempo.  

Instituciones que están modernizando sus webs  

Algunos dicasterios y consejos pontificios de la Santa Sede han modernizado sus páginas web, dentro de la estrategia de comunicación que el Vaticano viene realizando en los últimos años.

Por ejemplo, el nuevo Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, es una de las web más actualizadas y modernas del Vaticano. Ofrece información periódica en 5 idiomas, noticias habituales, entrevistas con el Prefecto, además de disponer de perfiles en redes sociales: Twitter, Instagram y YouTube.

El pasado 11 de julio presentó un nuevo logotipo: un abrazo que envuelve a todos los laicos y a todas las familias del mundo: esto es lo que intenta representar el nuevo logotipo del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, que hoy les presentamos en nuestra página web completamente renovada.

Otra web diseñada con los tiempos actuales es la del Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización aunque la información está disponible solo en dos idiomas y las noticias no son tan frecuentes como la del Dicasterio Familia y Vida, pero sí está en las redes sociales.

Un diseño completamente actual y moderno es el que ofrece la web de los Museos Vaticanos, con una información explicada y detallada de la misión, historia y colecciones.

El Óbolo de San Pedro también presenta una web moderna y explicativa, abierta a las redes sociales. En ella se explica la misión de este organismo: la ayuda económica que los fieles ofrecen al Santo Padre, como expresión de apoyo a la solicitud del Sucesor de Pedro por las múltiples necesidades de la Iglesia universal y las obras de caridad en favor de los más necesitados, y algunas de las obras a las que va destinadas estas ayudas.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·