Miércoles 22/11/2017. Actualizado 07:29h

·Publicidad·

Vaticano

Ha participado en una jornada de la CEE

Carlos Simón, de Familia y Vida del Vaticano: “El interés del Papa es transmitir la riqueza de la alianza entre hombre y mujer abierta a la vida”

Afirma que Francisco desea que en el Encuentro Mundial de Dublín se profundice en todo aquello que está sin descubrir en Amoris Laetitia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Conferencia Episcopal Española ha reunido a los delegados de pastoral y familia de las diócesis de España para preparar la participación de la CEE en el Encuentro Mundial de las Familias. En la jornada participó monseñor Carlos Simón Vázquez, jefe de la sección de Familia y Vida del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida del Vaticano. En declaraciones a Religión Confidencial desvela que Amoris Laetitia será la brújula para el Encuentro Mundial de Dublín que “está llamada a actualizar y guiar la pastoral familiar en los próximos años”.

Monseñor Carlos Simón, el primero a la izquierda. Monseñor Carlos Simón, el primero a la izquierda.

Carlos Simón comentó a los delegados de familia algunos aspectos sobre el Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará en Dublín del 21 al 26 de agosto de 2018.

“Nuestro deseo es que este encuentro sea un momento festivo. Partimos de la fiesta nupcial en Caná donde Jesús se manifestó por primera a sus discípulos y comenzó su vida pública precisamente en el contexto de una boda, transformando con su presencia todo”, declara monseñor Simón a RC.

El delegado del Vaticano también subrayó una segunda idea: la conexión entre el evangelio de la familia y la alegría, que viene considerado como un don que acogemos ante la presencia de Jesús en la vida de los matrimonios y las familias.

Esa alegría, como nos invita el Papa, hay que transmitirla, difundirla en la vida ordinaria de las familias donde las situaciones pueden ser a veces de dolor, soledad, separación. Es a veces, difícil porque las familias pueden sentirse desilusionadas o cansadas, pero con Jesús es posible porque es su alegría, la alegría de saber que está con su presencia con nosotros, lo que nos alienta a salir adelante. Nuestra alegría puede ser frágil pero la alegría del evangelio es eficaz y duradera”, explica Carlos Simón.

Estilo familiar de las parroquias

Otra de las ideas que monseñor Simón ha trasladado en la sede de la CEE es animar a las comunidades eclesiales, fundamentalmente las parroquias, a que puedan conseguir “ese estilo familiar donde la alegría es una nota principal y donde la familia adquiere un papel fundamental en la evangelización”.

Con este estilo familiar las comunidades pueden transformarse, en opinión de Carlos Simón, “en hogares de acogida para las personas, y no meras estructuras formales que resuelven problemas o necesidades, ciertamente reales de las personas, pero que no introducen en el evangelio de Jesús a las personas”.

Uno de los objetivos de la jornada de la CEE ha sido compartir necesidades y propuestas de las delegaciones de familia. Para Carlos Simón, éstas “hacen un trabajo precioso y fundamental en el seguimiento de la pastoral familiar. Coordinan el trabajo en este campo de la evangelización muchas veces con dificultad y sobrecargados, pero hablando con muchos de ellos estos días, están muy ilusionados y contentos porque se ven los frutos del trabajo en las parroquias donde cada vez más familias van tomando conciencia de su papel y responsabilidad en la pastoral familiar”.

Por otro lado, para el delegado de familia de la Santa Sede, las delegaciones de familia están tratando de “crear nuevas vías en esa unión fisiológica que hay, por ejemplo, entre la pastoral juvenil y la pastoral familiar. La pastoral familiar no es sectorial sino transversal, y esto es algo sobre lo que ellos están muy ilusionados en desarrollar”, apunta.

Interés del Papa Francisco

A la pregunta de este Confidencial sobre el interés principal del Santo Padre en el Encuentro Mundial de las Familias de Dublín, Carlos Simón considera que “es el manifestado ya tanto en el título del encuentro el Evangelio de la familia, alegría para el mundo, como en la carta de convocatoria del mismo encuentro mundial, donde invita a fijarnos en Amoris Laetitia para aprender toda la riqueza que está aún sin conocer plenamente. Es un documento que será la brújula para el encuentro mundial que está llamada a actualizar y guiar la pastoral familiar en los próximos años”.

Ante los grandes desafíos actuales sobre la familia (vientres de alquiler, teoría de género, fecundación in vitro), responde: “Recientemente el Santo Padre ha afrontado algunos de estos temas en el discurso dirigido a la asamblea general de la pontificia academia para la vida el pasado 5 de octubre. La alianza natural entre el hombre y la mujer abierta a la vida es en cierto sentido una respuesta adecuada a la cultura individualista y utilitarista que invade nuestras sociedades. Son en parte, los fundamentos de la cultura emotivista que invade a las familias y jóvenes, que con frecuencia incrementan dramáticamente la cultura del desecho que el Papa previene y denuncia, como indigna del hombre/ mujer, criaturas hechas a imagen y semejanza de Dios”.

Educación afectiva y sexual

Respecto a la web del Vaticano sobre educación afectiva y sexual para  adolescentes y jóvenes, desvela a este Confidencial que en las próximas semanas se celebrará un seminario internacional con expertos para ver la actualización y reflexionar sobre el trabajo hecho, donde Amoris Laetitia invita a profundizar en todos estos aspectos importantes de la educación en los jóvenes.

“Como dato puedo adelantar que recientemente ha sido traducida al checo y está previsto que el proyecto pueda ser traducido en otros idiomas. Actualmente se encuentra ya en 6 lenguas. Esperamos que, en Dublín, donde la organización local ha insistido en la preparación al matrimonio y en la formación después de las nupcias, este curso pueda ayudar a aquellos que se disponen a iniciar el viaje del matrimonio”.







·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·