Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

“Es la casa de Dios y no nos puede echar nadie"

La Basílica romana del Cardenal Santos Abril, ‘okupada’ por familias sin techo

En una semana el templo recibirá la visita del papa Francisco. Las familias dejan todo limpio recogido a las 7 de la mañana.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cardenal español Santos Abril, arcipreste de la basílica papal de Santa María la Mayor y presidente de la comisión cardenalicia que vela por el buen funcionamiento del banco del Vaticano (IOR), lleva una semana 'invadido' por 50 familias que no tienen donde dormir.


Cardenal español Santos Abril y Castello Cardenal español Santos Abril y Castello

Según publican medios locales italianos, se trata de personas y familias de nacionalidad rumana, argelina, marroquí y ucraniana, pero también romanas e italianas que fueron desalojados el pasado 3 de junio del sur de Roma. Llegaron el 4 de junio y allí permanecen.

En total, 120 personas entre las que se encuentran una quincena de niños: "Estamos aquí porque la iglesia es la casa de Dios y no se puede echar a nadie de ella", declaraba uno de los ‘okupas’ del templo a medios locales.

No es la primera vez que Santa María Mayor, una de las cuatro basílicas vaticanas de Roma y cuyo arcipreste es el español Santos Abril y Castelló, es ocupada, pero nunca la estancia se había prolongado por tanto tiempo.

"Ya están todos habituados a los horarios", afirma, según recoge el rotativo ‘La Repubblica’, el padre Angelo, responsable de la sacristía del templo. Recogen sus pertenencias y dejan todo colocado antes de las siete de la mañana, horario de la primera misa, y pasan la mayor parte del día refugiados en la nave izquierda de la iglesia.

"La Basílica empieza a sentir el peso de esta presencia. Son buenas personas, por caridad, no hay nada que temer. Pero no tenemos una sala parroquial o un espacio donde alojarlos. Este es un lugar de culto que por la noche se transforma en un dormitorio", explica el padre Angelo.

Entre tanto, la Basílica de Santa María Mayor se prepara para la procesión del Corpus Domini del próximo día 19, a la que acudirá el Papa Francisco y en la que no se sabe si para entonces continuarán las familias en el templo.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·