Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:54h

·Publicidad·

Vaticano

La Santa Sede les recomienda usar internet con moderación

Experto canonista explica por qué una instrucción vaticana para monjas de clausura y no ‘monjes’

Miguel Campo: “La instrucción 'Cor Orans' sobre la vida contemplativa femenina es fantástica y pretende la continuidad de los monasterios"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace escasas semanas, el Vaticano presentó la instrucción Cor Orans que afecta a la vida contemplativa exclusivamente femenina y no masculina. Además, es necesario aclarar que este documento se refiere únicamente a las monjas de clausura y no a aquellas que se dedican a la vida apostólica en medio del mundo.

Monjas contemplativas de la diócesis de Castellón. Monjas contemplativas de la diócesis de Castellón. ReligionConfidencial

Una religiosa contemplativa en sentido canónico es aquella que, aunque no es ajena a las necesidades del mundo, se retira de él generalmente en monasterios para orar, meditar y trabajar bajo la dirección de una Abadesa o Superiora.

Su verdadero sentido vocacional es la vida silenciosa aunque algunas órdenes puedan dedicar alguna labor a obras de misericordia. Su vocación es distinta a las religiosas de vida apostólica (antes se decía activa).

La instrucción Cor Orans (corazón orante) va dirigida exclusivamente a las monjas de vida contemplativa, aquellas cuyas congregaciones están constituidas para retirarse del mundo.

La pregunta es por qué una instrucción específica sobre la vida contemplativa femenina y no masculina, o no una instrucción que englobe a los dos.

Razones históricas 

El asesor jurídico de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) el jesuita Miguel Campo, explica a Religión Confidencial que fundamentalmente se debe a razones históricas. “Las religiosas contemplativas siempre han tenido una regulación específica y siempre han contado con una especial tutela de los obispos”.

Sin embargo, este documento aclara algunas lagunas de la constitución “Vultum dei Quaerere” del Papa Francisco de 2016 para la reforma de la vida contemplativa femenina. La instrucción refuerza la autonomía jurídica y de gobierno que ya se había otorgado a los monasterios. 

Uno de los objetivos de esta instrucción es romper el aislamiento de los monasterios para que convertirlas en “realidades vivientes y significativas, evitando prolongar las experiencias que no tienen posibilidades razonables de futuro”.

España, país con más monasterios 

“Es un documento fantástico que pretende dar continuidad a los monasterios y que las monjas de clausura sigan existiendo", asegura Miguel Campo.   

España es el país del mundo con más monasterios de vida contemplativa femenina, muchos de los cuales se están cerrando por falta de vocaciones y escasez de recursos.  Según cifras oficiales, en los últimos diez años, se ha pasado de 864 conventos femeninos a 779. 

En el mundo hay unas 38.000 monjas, la mitad de ellas en España.

Hay dos tipos de monjas contemplativas: las monjas de clausura papal y constitucional. Las primeras dependen de la Santa Sede y su condición de vida es más alejada del mundo: sus monasterios siguen teniendo rejas y torno. La clausura constitucional depende más de la abadesa o superiora y su condiciones son algo más abiertas al mundo.   

Sobre Sor Lucía Caram

Otra de las novedades de esta instrucción es las que hace referencia a los medios de comunicación. 

En su punto 169 dice que los medios de comunicación deben usarse con "sobriedad y criterio, no sólo respecto a los contenidos sino también a la cantidad de informaciones y al tipo de comunicación, “para que estén al servicio de la formación para la vida contemplativa y de las necesarias comunicaciones, y no sean ocasión para la distracción y la evasión de la vida fraterna en comunidad, ni sean nocivos para vuestra vocación o se conviertan en obstáculo para vuestra vida enteramente dedicada a la contemplación

En el punto 170 señala que el "uso de los medios de comunicación, por razones de información, de formación o de trabajo, se puede permitir en el monasterio, con prudente discernimiento, para utilidad común, según las disposiciones del Capítulo conventual contenidas en el proyecto comunitario de vida". 

Esta instrucción de la Santa Sede, como decimos, va dirigida a congregaciones de vida contemplativa como es la famosa monja Sor Lucia Caram, dominica de vida contemplativa. En su perfil de twitter no aparece ninguna mención a este documento de la Santa Sede.

Según otros expertos consultados por Religión Confidencial, su actividad en las redes sociales y en internet no es acorde con esta instrucción que acada de publicar el Papa Francisco.  

La instrucción Cor Orans también especifica: “Desde el momento que los Institutos totalmente entregados a la contemplación tienen siempre un sitio eminente en el cuerpo místico de Cristo aun cuando sea urgente la necesidad de un apostolado de acción, los miembros de estos Institutos no pueden ser llamados para que presten colaboración en los distintos ministerios pastorales”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·