Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Un pintor que confiesa su fe

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No es frecuente que pintores que pertenecen al top de la Marca España en el mundo de la pintura contemporánea hagan confesión pública, y publicada, de fe.

Acaba de editarse un precioso testimonio de humanidad y de pasión por el arte, a modo de diccionario biográfico, del pintor Antón Lamazares, nacido en Maceira, aldea de Lalín, la capital de la Galicia sentida y sentiente. El libro, un viaje íntimo, está escrito por los periodistas Enrique Beotas, Sergio Casquet y Pedro Sempere, y cuenta con un prólogo de Juan Carlos Mestre.

La primera curiosidad biográfica de Lamazares, hoy residente en Berlín, es que fue compañero de postulantado franciscano del hoy obispo secretario de la Congregación para la Vida Religiosa, Monseñor José Rodríguez Carballo, de quien dice Lamazares: "No nos vemos desde que estudiábamos juntos en Herbón. Espero que en breve nos encontremos para hacer juntos el Camino hasta Santiago. A mi hermano Fray José le pido que me tenga presente en sus oraciones y que conserve la iluminación necesaria para que la orden franciscana, que es un extraordinario invento de Dios, mire hacia las estrellas. Que toda la pervivencia de San Francisco se halle en sus decisiones".

La confesión pública de fe, de intimidad, de Antón Lamazares se puede sintetizar en este mapa de su vocabulario espiritual, mezcla de sinceridad, de ironía y de formulaciones mágicas dignas del mejor Cunqueiro.

Fe: "Es un regalo que nos hace Dios... Vivir con fe no es nada fácil. Para mí, la fe es indispensable. Si no la siento, no hay vida. A mí es lo que me mantiene y lo que me ha mantenido en pie durante los momentos más complicados de mi existencia".

Dios: "Me da las fuerzas. Siempre fui creyente, incluso antes de estudiar con los franciscanos".

Jesucristo: "El más luminoso de la historia de Occidente. Ahora hay quienes tratan de ningunearlo, olvidando que es un gran inventor. Todo lo hermoso que ha sucedido en lo social viene de Él".

Virgen María: "Es la madre de Dios. Su nombre es el más bonito que ha inventado el hombre para llamar a una mujer. Siempre que le regalamos flores a mi madre, responde lo mismo: "Ah, qué bonitas son estas flores, pero a mí no me prestan, son más para la Virgen de Fátima...."

Iglesia: "Cuando pienso en Jesucristo, asumo toda su obra y me considero perfectamente cristiano".

Santos: "Mi amigo Gustavo Martín Garzo hace una descripción preciosa y precisa de ellos: Siempre tienen un cero en la cabeza. Significa exactamente que dan todo a los demás. Admiro a los santos. Me gustaría ser uno de ellos".

Antón Lamazares, un Giotto di Bondone postmoderno "a modiño"...

José Francisco Serrano Ocejajfsoc@ono.com

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·