Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Sin palabras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El anillo del pescador destruido, su apartamento sellado, los zapatos rojos convertidos en marrones, y un nudo en la garganta. Un día histórico. Lágrimas contenidas. Le he visto partir del Vaticano, tan sencillamente con su bastón de anciano. "Ya no soy más el Papa; soy un peregrino que inicia un nuevo camino..." y él con rostro cansado, sereno, tranquilo.

Un poco antes nos dejaba sus últimas palabras en Twitter: "Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis siempre la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida". Tuit más de 23.000 veces retuiteado. Más de 7.000 favoritos. No me extraña. El Papa tuitero que nos ilusionó con llevar el mensaje de Cristo al Continente Digital, nos deja un vacío enorme.

iMisión inicia hoy a las 20.00h. una campaña de oración por el nuevo Papa y los cardenales que lo elijan, bajo el hastag #iOracionPapa.

último tweet del Papa Benedicto XVI

Los católicos estamos como huérfanos a partir de ahora. Expectantes y confiados. Pero tristes y solos también. Aunque ahora más q nunca es Cristo quien dirige la barca de la Iglesia. Y Él nunca falla. Pero la sede de Pedro está vacante y el demonio como siempre busca sembrar el mal. Necesitamos rezar más que nunca por aquel que vuelva a ocupar el lugar de Pedro y desde ya, sin saber su nombre ni su origen, empezar a quererlo y apoyarlo con cariño.

Es impresionante lo q este Papa me ha marcado. Y sinceramente yo no lo sabía; pero qué cariño tan grande le tengo... Creía que después de Juan Pablo II no volvería a admirar tanto a un Papa. Y hoy que se va, no sabría decir a cuál admiro más.

Ayer por Twitter nos decía simplemente: "Quisiera que cada uno de vosotros experimentara la alegría de ser cristiano, de sentirse amado por Dios, que nos ha enviado a su Hijo."

Algunas ciudades han hecho sonar las campanas. Muchos católicos se han reunido a ver la despedida sintiéndose más hermanos que nunca, como cuando se pierde a un padre o una madre. Sin palabras. Es el tiempo del Espíritu Santo.

Xiskya Valladaresxiskya@gmail.com | www.xiskya.com | @xiskya

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·