Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:07h

·Publicidad·

Tribunas

Lo que necesita Pablo Iglesias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Jose Francisco Serrano
Jose Francisco Serrano

Más artículos de Jose Francisco Serrano »

La seducción del Papa Francisco ha llegado a Pablo Iglesias, que maneja el arte de la imagen y de la comunicación como si fuera el mismo MacLuhan.

La foto del líder de Podemos atento al discurso del Papa, en un marco de arcoíris ideológico, es la foto de quien sabe que su capacidad de selección de lo que dice el Papa es una magnífica baza electoral y social. Lo que necesita el líder de Podemos en este momento es una foto con el Papa. Al día siguiente, ganaría hasta las elecciones en el Colegio de Notarios y Registradores de la Propiedad.

Pablo Iglesias, profesor universitario, -¿dónde están los profesores de las universidades de la Iglesia?-, agitador de imágenes y de conciencias, sabe que no todo lo que dice el Papa le gusta, pero tiene puntos evidentes de encuentro con la Doctrina Social de la Iglesia.

Lo que afirma el Papa pertenece a una tradición y a una forma histórica que es anterior a lo que el líder de Podemos propugna. Y como apuntaba Macintyre, el marxismo puro es una herejía intelectual de aristotelismo y del cristianismo. Pablo Iglesias miraba al Papa como si fuera un “hereje intelectual” de la era de la imagen. Ahora las inquisiciones y el líder de la coleta bien lo saben, son otras muy distintas. Las inquisiciones lacias han sustituido a las otrora religiosas, que también fueron laicas.

Pero de la admiración de Pablo Iglesias y de su deseo de entrevistarse con el Papa, -deseo que están intentando canalizar con el adecuado interlocutor -, a la realidad hay un abismo, y este es el drama de esa historia. Por cierto, interlocutores, siempre los hay. Siempre hay personas dispuestas, en el mundo de las ONG´s de los religiosos, para esta tarea. Es innegable que la fascinación por Pablo Iglesias, su partido y lo que él representa, crece en ciertos sectores eclesiales.

Pero, -siempre suele haber un pero-, la realidad es muy tozuda. Las Escuelas católicas de Madrid, es decir, los religiosos que se dedican a la enseñanza, mayoritariamente concertada, han lanzado el primer aviso a la formación filo marxista postmoderna.

En el Congreso que recientemente han celebrado, y como respuesta a unas declaraciones televisivas del líder de Podemos, en las que afirmó que el sistema de conciertos era una forma de dar dinero a la Conferencia Episcopal y que no van a financiar ni con un euro a los colegios que recen, los religiosos titulares de centros de enseñanza, como bien contaba María Isabel Serrano en “ABC”, respondieron pidiendo respeto a la labor educativa de esos religiosos y respecto a la libertad de los padres.

¿Quién se encargará de explicar a los chicos de Podemos que lo que dijo el Papa en el corazón de Europa es lo mismo que da sentido a la existencia de colegios de religiosos y a la libertad de los padres y de los titulares? Al tiempo…


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·