Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

#iMisión está en las periferias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

María Solano Altaba
María Solano Altaba

Más artículos de María Solano Altaba »

Este fin de semana se celebra el #iCongreso online de #iMisión, una iniciativa evangelizadora que nació del entusiasmo de un puñado de "enamorados de Cristo" con un epíteto definitivo: frikis digitales. Nos contaba una de las promotoras, la religiosa de la Pureza de María Xiskya Valladares, que el continente digital se ha convertido en un espacio de evangelización tan importante como cualquiera de los otros continentes. Ahora que estos expertos se dan cita para compartir experiencias y mostrar vías de trabajo, me planteo si no será aún más grande y, sobre todo, más necesitado de Cristo.


Cuando el Papa Francisco nos animó a salir a las periferias, no se refería a las económicas. Es una idea tan soberbia como occidental pensar que solo los pobres tienen necesidad. Nos invitaba a llevar la fe a quienes no la conocen y también a quienes la han perdido. En ese extenso continente digital al que salen en misión cada día miles de #iMisioneros hay periferias en cada esquina.


La variopinta sociedad que compone internet es un público complicado para hacer llegar un mensaje. Su heterogeneidad hace que sea casi imposible encontrar fórmulas magistrales. Lo que a unos vale, otros lo critican. Los palos llegan de dentro y de fuera, mientras que las esperanzas se encienden en los lugares más insospechados.


Pero hay un elemento común muy llamativo en la mayoría de los "habitantes virtuales" del mundo digital: buscan la trascendencia, la esencia, el fundamento, la base firme en medio de una sociedad inmediata, cambiante, casi líquida, en la que la realidad y la ficción se confunden en 140 caracteres.


Por eso está teniendo tanto éxito está peculiar #iMisión. Con su extendido hashtag, el navegante digital que siente que naufraga, encuentra un asidero firme detrás de un perfil que es el de alguien enamorado de Dios. A las pruebas me remito. Si no, de dónde sacarían tantos miles de seguidores. Por cierto, para los interesados, el Congreso se puede seguir online (http://congreso.imision.org), que para eso son unos frikis.


María Solano Altaba
@msolanoaltaba



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·