Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Y qué dicen los obispos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La celebración, el próximo día 22 de septiembre, del primer Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española post JMJ va a suponer el pistoletazo de salida de la articulación del nuevo Pentecostés que hemos vivido.

Lo dijo recientemente monseñor Martínez Camino, en una de esas frases suyas cerradas, a modo de preparado titular: "La Iglesia no vive de frases hechas sino de realidades vivas".

A partir de ahí, las propuestas iniciales, presentadas por los obispos responsables de la Pastoral Juvenil, irán adquiriendo una forma que bien pudiera ser, entre otras iniciativas, la de la celebración de un Congreso Nacional de Pastoral Juvenil en breve tiempo, por eso de seguir manteniendo viva la llama encendida. Después llegará la Comisión Permanente de primeros de octubre y, más tarde, la Asamblea Plenaria de Noviembre, que tendrá que hacer frente al Plan Pastoral de la Conferencia Episcopal, inmerso en el tema de la Nueva Evangelización, pero arrastrado por las aguas de la presencia de Benedicto XVI en España.

No son pocos los obispos que, en estos primeros días, están hablando y escribiendo sobre la JMJ, sobre lo que allí se vivió y sobre lo que hay que hacer a partir de ahora. Monseñor Casimiro López, de Segorbe-Castellón escribe con sincera confidencia que "alguien me comentó días después de la JMJ: "¡Cómo lo necesitábamos!". En verdad que la JMJ ha sido una bocanada de aire puro y fresco para los cristianos y para nuestra Iglesia; un aldabonazo que nos ha desperezado de nuestro apocamiento tedioso y que nos ha alentado en nuestra esperanza en el futuro de la Iglesia".

El Obispo de Sigüenza-Gudalajara no sólo ha escrito a los jóvenes que participaron en la JMJ, también ha enviado una carta a los que no pudieron asistir. El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández ha insistido en que "la juventud necesita de la iglesia y la Iglesia necesita de la Juventud. Los jóvenes son el futuro de la Iglesia y de la humanidad y en nuestro entorno es una etapa especialmente amenazada". Para el obispo de León, monseñor Julián López, "la JMJ no ha sido un chubasco de verano".

Sin embargo, la teología post JMJ se puede resumir en la conversación de monseñor José Ignacio Munilla, obispo responsable de la Pastoral Juvenil en la CEE, con un taxista. Cuenta este genial obispo que "si se me permite destacar una anécdota de mi estancia en Madrid, me llamó la atención que los taxistas con los que tuve ocasión de charlar durante esos días subrayasen su asombro y alegría. Me decía uno de ellos: "Yo soy testigo de la degeneración progresiva que se ha producido en los últimos años, en la forma como los jóvenes viven el ocio por las noches. Y solo puedo decir que esta juventud que estamos viendo estos días me llena de esperanza. ¡Me gustaría que mis hijos recibiesen ese tipo de educación moral!". Yo le apunté que la clave de los valores de esa juventud no estaba tanto en la moral en sí misma, sino en haber descubierto a la persona de Jesucristo. ¡Sin Jesucristo y sin su Evangelio es imposible una juventud así! El taxista calló y me señaló la imagen del Cristo de Medinaceli que tenía puesta en el salpicadero".

José Francisco Serrano Oceja

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·