Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

El curso de monseñor Martínez Camino

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Acaba de hablar, como glosa del evangelio dominical, el Papa Francisco de la reforma de la Iglesia. La Iglesia, siempre en permanente reforma. 

Un artículo de...

Jose Francisco Serrano
Jose Francisco Serrano

Más artículos de Jose Francisco Serrano »

De la reforma protestante, y de la reforma de la Iglesia hace 500 años, versa el curso organizado por el obispo auxiliar de Madrid, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, en la Granda, Asturias, durante estos tres primeros días de la última semana de agosto. Un seminario dentro de los cursos que el académico Juan Velarde dirige en ese entrañable paraje asturiano.

Con su habitual inteligencia de la fe, y su notable conocimiento de teología e historia, monseñor Martínez Camino ha convocado a un nada desdeñable grupo de teólogos a una reflexión sobre el pasado y el presente de la reforma protestante en relación con la Iglesia de su época.

Los núcleos temáticos principales de las jornadas son: Lutero, una vida delante de Dios; Teología: Jesucristo, Iglesia y Salvación; e Interpretación: ¿Qué reforma sigue siendo necesaria?

Para ver la calidad del curso no hace falta más que hacer un repaso de quienes son responsables de las intervenciones públicas.

He aquí sus nombres: Rafael Lazcano, Investigador agustiniano. Biógrafo de Lutero; Angela Pellicciari, Seminarios Redemptoris Mater de Italia; José María Magaz, Universidad San Dámaso de Madrid; José Antonio Calvo Gómez, Universidad Católica de Ávila; Jesús Menéndez Peláez, Universidad de Oviedo; Pablo Blanco Sarto, Universidad de Navarra; Santiago Madrigal Terrazas, Universidad P. Comillas de Madrid; Juan Miguel Díaz Rodelas, Facultad de Teología de Valencia; Raúl Orozco Ruano, Universidad San Dámaso de Madrid; Danilo Castellano, Universidad de Udine (Italia);    Martin Steffens, Liceo Georges de la Tour de Metz (Francia); y el broche de oro de Olegario González de Cardedal, Universidad P. de Salamanca, además del director del curso.  

Un lujo de cierre académico estival.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·