Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

El cardenal Müller aclara ideas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Prefecto de la Congregación que dirigió tantos años Benedicto XVI ha pasado por Madrid impartiendo una conferencia en la facultad de Teología San Dámaso. También ha concedido una interesante entrevista al Semanario Alfa y Omega. Y, entre otras, habla de algunas cuestiones debatidas y confusas para algunos católicos: la cultura de la vida, y el trasfondo de la liturgia.

Mons. Müller exhorta a defender con fortaleza la cultura de la vida mientras que la "cultura de la muerte", por llamarla dealguna manera, promueve el aborto y la eutanasia en la Europa posmoderna. Señala que los parlamentos europeos tienen demasiados políticos que no entran en el núcleo de la existencia humana; son esclavos de unas ideologías antihumanas. Entre nosotros, estos días, muchos se escandalizan por fenómenos de supuesta corrupción política pero se quedan tan tranquilos con una sentencia de inocencia para el mayor abortista en España.

La otra cuestión se refiere a la liturgia como algo objetivo, más profundo que alguna ceremonias llenas de espontaneidad ycreatividad, como dicen, a gusto de los presentes para sentir más emoción. Mons. Müller habla en cambio de la veneración objetiva de Dios, del espíritu de adoración, de la presencia salvífica de Dios, y de la autoridad de la Iglesia para determinar la forma exterior de la liturgia. Claro que para vivir la liturgia en comunión con el Papa y los obispos hace falta obediencia y humildad, además de una continua formación doctrinal en la fe. No sobra tampoco su recuerdo sobre la importancia de las pausas y lo silencios en la liturgia para que no degenere en activismo humano.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·