Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:07h

·Publicidad·

Tribunas

El adiós a un hombre de la comunicación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Jose Francisco Serrano
Jose Francisco Serrano

Más artículos de Jose Francisco Serrano »

Es muy probable que la noticia pase inadvertida para los lectores españoles. El escueto comunicado de Radio Vaticana decía: “Pésame del Papa por la muerte de monseñor Pastore: generoso servidor del Evangelio en la comunicación”. ¿Quién fue monseñor Pastore? ¿Qué relación tuvo con España y con los proyectos comunicativos de la Iglesia en España?

La información continuaba diciendo que el Papa Francisco había trasmitido sus condolencias a los familiares de Mons. Pierfranco Pastore, recordando “con corazón agradecido” la “generosa obra que desarrolló con inteligencia y pasión, al servicio del Evangelio y de la Santa Sede, y, en particular, en el campo de las comunicaciones sociales”.

El pésame  se leyó en la misa exequial por quien había sido Secretario del Pontifico Consejo para las Comunicaciones Sociales. Una misa presidida por el arzobispo monseñor Celi, quien dijo que “monseñor Pastore era un obispo que no pontificaba nunca”, y añadió: “Don Pierfranco nos hacía descubrir qué significa ser transformados por el poder y amor de Cristo”.

Monseñor Pastore fue el Secretario del dicasterio de las Comunicaciones durante gran parte del Pontificado del Papa Juan Pablo II. Trabajó codo con codo con el cardenal John P. Foley, un hombre de Iglesia y del mundo de los medios que hizo posible que el modelo americano de televisión entrara en el Vaticano. Monseñor Pastore pertenecía aun generación de sacerdotes periodistas acrisolada en los medios impresos, sirviendo a la Iglesia como esta quiere ser servida.

Hombre discreto, que trabajaba en el desarrollo de un modelo de comunicación de la Iglesia según la Instrucción pastoral “Communio et progressio”, apoyó decisivamente, con el que fuera su hombre de confianza, el español monseñor Enrique Planas, el nacimiento de una red de televisiones católicas en nuestro país. Ahí tuvo su origen la televisión diocesana de Toledo y TMT, la televisión diocesana de Madrid, raíz del actual Canal 13.

Monseñor Pastore fue además entusiasta de la RIIAl, y de un dialogo fecundo entre la Iglesia y el universo de la Red.

Descanse en la paz de Dios quien hizo posible también la comunicación de la Iglesia en España al servicio de la comunión. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·