Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

La Restauración de los jesuitas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Jose Francisco Serrano
Jose Francisco Serrano

Más artículos de Jose Francisco Serrano »

Hace unos días se presentó en Madrid el programa de actos del Bicentenario de la Restauración de la Compañía de Jesús (1814-2014). La especial providencia de la elección del jesuita Papa Francisco coloca a este Bicentenario en una nueva dimensión dentro de la relación entre Restauración-Reforma interna y externa de la Compañía.

            En España se han encargado de presentar los actos de este bicentenario los jesuitas padre Daniel Izuzquiza, que ha tomado sobre sus hombros el rol del icono de la presencia cultural y mediática de la Compañía, y el historiado padre Alfredo Verdoy, que fuera responsable de la Provincia de Toledo, y uno de los jesuitas que más ha trabajado por una adecuada relación de esta venerable institución con la sociedad y con las instituciones de la Iglesia, incluida la jerarquía.

            La Compañía de Jesús estuvo extinguida en la Iglesia durante cuarenta y un años (1773-1814) y fue restablecida por Pío VII el 7 de agosto de 1814 por la Bula “Sollicitudo omnium ecclesiarum”. En España, el detonante de la expulsión fue la extensión de la idea de que los jesuitas habían sido los instigadores del motín de 1766 (de Esquilache) y de que tenían el propósito de acabar con la vida del rey Carlos III. La clave de la expulsión en nuestro país fue el absolutismo y regalismo de Carlos III, quien por el real decreto de 27 de febrero encargaba al conde Aranda la ejecución de la expulsión de los jesuitas. La Pragmática Sanción, de 2 de abril de 1767, les condenaba a la pena de extrañamiento, por la que perdían la nacionalidad, eran expulsados y sus bienes, ocupados por la Corona.

            La oferta cultural para esta efeméride es muy amplia. En la mayoría de los 68 colegios de los jesuitas se están celebrando ciclos de conferencias, actividades académicas extraordinarias, exposiciones. Está previsto un Congreso que se celebrará en Madrid en 2015 en torno a los años 1815-1820 (ya que el 29 de mayo de 1815 es propiamente la Restauración española). También se realizará una exposición en Granada, de marzo a junio 2014; una exposición de material científico antiguo de jesuitas científicos, en Málaga, para mayo del presente año; varias exposiciones de documentos y libros de la época en Deusto, Loyola, Madrid-U.P.Comillas, Salamanca, Villagarcía de Campos (Valladolid); y un Congreso de historia y espiritualidad para “formación permanente” en Salamanca, del 11 al 14 junio con ponentes como M. Revuelta, P. M. Lamet, A. Verdoy, U. Valero, P. Cebollada o I. Pinedo.

         Un tiempo de gracia, que lo es siempre de oportunidad. En palabras del Padre General Adolfo Nicolás, “aprender de las luces y sombras de nuestro pasado, con el fin de percibir con mayor claridad y entregarnos con más generosidad a lo que el Señor pide de nosotros en el momento presente”.

 

 José Francisco Serrano Oceja

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·