Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Presencia invisible

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Daniel Tirapu
Daniel Tirapu

Más artículos de Daniel Tirapu »

Creemos, no lo entendemos, pero sí lo sabemos por la Fe que Dios está con nosotros. En la Misa se convierte el pan y el vino en Cuerpo y Sangre de Jesús que se hace sacrificio, alimento y presencia. En la Cruz se veía la humanidad de Jesús herida y maltrecha, en la Eucaristía ni eso.

De este modo somos de algún modo consanguíneos de Dios. Una madre le dice a su hijo, te quiero tanto que te comería, eso hace Dios para los hombres. A un no creyente le explicaron lo que creemos los católicos sobre la eucaristía y respondió que lo más normal sería estar acompañando a Dios todo el día.

Por eso aunque el mundo se caiga, aunque estemos con miedo, desasosegados, angustiados, no pasa nada porque Dios está realmente con nosotros. Se podría decir que este sacramento da envidia a los ángeles, que acompañan por miríadas a los sagrarios de todo el mundo.

Gracias Jesús por estar con nosotros de un modo misterioso pero real y verdadero en la Eucaristía. No soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme. 


Etiquetas
, ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·