Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Política y think tanks

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El diario de Juan Luis Cebrián, y nunca mejor dicho, ha descubierto esta semana que el PP tiene un problema.

Nada menos que su especialista en fenomenología de la derecha, y otras familias, se ha lanzado a indagar en lo que, en esta columna, se denominó, hace ya unos días, las dos almas del PP. Dos almas en un solo cuerpo, ejercicio de platonismo o de neopitagorismo donde los haya. Pues bien, en días pasados, con nombres y apellidos, y señalando muy especialmente a Jorge Fernández Díaz, ahora cabeza de lista por Barcelona, sostenía la tesis de que las cuestiones disputadas, qué bien suena eso de las "Quaestiones disputata", eran las que estaban haciendo que se retrasara la presentación del programa electoral del primer partido de la oposición en su, dicen ya, primer año triunfante. Frequently Asked Questions, o FAQ, que mandan las metodologías universitarias anglosajonas, o "Quaestiones convivales", de Plutarco, o "Quaestiones in Genesim" y "Quaestiones in Exodum", del judío Filón. Si conserváramos los "Problémata" de Aristóteles, a otro gallo con otro corral.

No hace falta ser un gurú de la mercadotecnia política para adivinar que, si les dejan un poco más de tiempo y no se mudan las tornas económicas en "El País", habrá que volver a leer sus editoriales para saber cómo y por dónde el PSOE va a hacer oposición. Ciertamente, el partido de Zapatero se ha quedado mudo en materia económica, pero no en las denominadas políticas sociales, que se toman por la derecha como los efectos del complejo de Edipo cultural. La corriente de los cristianos socialistas entonará de nuevo el himno de los proletarios del mundo, mientras habrá ambientes, círculos, cofradías, pastorales, en sentido genérico, que seguirán siendo el caldo de cultivo de ciertas ideas consideradas como progresistas y de izquierdas, que sólo perviven en el tiempo dentro de las sacristías. La inconmensurable red de redes es un magnífico ejemplo. Más que cristinos en la Iglesia son cristianos en red. Con el seminario en la Fundación Pablo Iglesias, para próximas fechas, sobre "Izquierda obrera y religión en España (1900-1939)" tienen, de momento, suficiente.

Respecto al Partido Popular, la esquizofrenia no parece tanta si van a las fuentes. Prueba de ello son, por ejemplo, los trabajos y los días de su think tank, la Fundación FAES, que se ha preocupado de forma destacada de las cuestiones entre religión y política, Iglesia y Estado, problemas sociales y diálogo ético, interreligioso y cultural. No hace falta más que recurrir a las últimas Memorias de sus actividades para descubrir que por allí han pasado destacados teólogos, intelectuales, profesores universitarios, políticos, periodistas, para hablar sobre estas materias. Ejemplos varios. Seminarios sobre "La situación del cristianismo en el mundo actual", "Religión, libertad y verdad en democracia", "Judaísmo, judeofobia y política", "La religión y el alma norteamericana", o uno reciente sobre "El crucifijo en la escuela", son una muestra de que, al menos, quien quiere tener las ideas claras, ya sabe dónde encontrarlas.

José Francisco Serrano Oceja

jfsoc@ono.com

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·