Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Noticias de Barcelona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las relaciones entre prensa e Iglesia no siempre discurren por los cauces de, al menos, la normalidad institucional. Son muchos los factores que contribuyen, por un lado, a la concordia, al respeto mutuo, a las adecuadas relaciones desde los principios de autonomía y de respeto. Y otros, no menores, los que conducen a la incomprensión, al enfrentamiento o a la declarada hostilidad.

En España tenemos el caso particular, digno de estudio, de las relaciones entre el diario "La Vanguardia" y la Iglesia en Barcelona. No ocurre así con otros medios escritos en Cataluña. El periódico de la familia Godó expresa una especial cercanía la Iglesia y un particular interés por la información religiosa, que se va desgranando a lo largo de sus páginas, y de los días de la semana, pero que tiene una especial incidencia en el fin de semana. La lectura de la página de religión del domingo, en el citado diario barcelonés, es parada obligada para quienes estén interesados en estas materias. Lo que une a estas dos instituciones son muchas razones y raíces, entre las que no es menor la historia común de concepción de servicio a la sociedad, al pueblo y a la nación. Y, en no menor medida, la construcción de enemigos comunes, que siempre facilita las cosas.

Muestra de esta sintonía ha sido la edición del pasado domingo que, al tiempo que incluía la noticia de la concesión del Premio Internacional Conde de Barcelona al cardenal Tarcisio Bertone, en su edición de 2011, publicaba una extensa entrevista al cardenal arzobispo de Barcelona, monseñor Luís Martínez Sistach, con motivo de sus bodas de oro sacerdotales.

Confiere el Premio otorgado al Secretario de Estado del Vaticano una Fundación constituida en 1986 por el diario La Vanguardia, que preside Su Majestad el Rey y que tiene como miembros del jurado a Javier Godó, Carlos Zurita, Fernando Almansa, Leopoldo Rodés, Martí de Riquer, Josep Vilarasau, Bartolomé Masoliver, Carlos de Montoliú y José Antich, según informa el diario. Para glosar el galardón, el periódico ha incluido dos magníficas piezas interpretativas, firmadas por sus primeros espadas Enric Juliana y Eusebio Val.

Respecto a la entrevista al cardenal Sistach, de corte autobiográfico más que de declaraciones temáticas, hay que destacar su insistencia en lo que supuso el Concilio Vaticano II y en el fenómeno del aggornamento. La insistencia del cardenal de Barcelona en que "la Iglesia de Barcelona en sintonía con la Iglesia universal está abocada a la nueva evangelización que pide discernir los desafíos actuales para anunciar a Jesucristo con nuevos métodos y nuevas expresiones y nuevas maneras de hacer" nos coloca en la anunciada Misión metrópoli. Una novedad en España que no debemos dejar pasar.

José Francisco Serrano Oceja

jfsoc@ono.com

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·