Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Las otras JMJ

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Iglesia ha despertado en las almas; especialmente en las de los más jóvenes. Y lo ha hecho bajo la atenta y siempre reluciente mirada de Benedicto XVI.

Cientos de iniciativas han hecho posible las otras JMJ, que siguen vivas en la red y en la vida, que es también una red. Una de ellas, auspiciada por la Delegación de Pastoral Universitaria de la Archidiócesis de Madrid y con el impulso inicial del Instituto John Henry Newman, de la Universidad Francisco de Vitoria, está teniendo un éxito sin igual. Se podría decir que éxito de prensa y de público.

Con motivo de la fiesta de la fe que hemos vivido, un grupo de profesores universitarios se propuso escribir un pequeño libro de cartas a un alumno llamado Ignacio, que son muchos Ignacios e Ignacias. Con un estilo ágil, con delicadeza y tacto argumentativo, con equilibrada erudición, con gancho y lenguaje adecuado, el libro "Cartas a un espíritu inquieto" se ha convertido en uno de los betsellers del presente. Son siete misivas, fechadas y firmadas desde los lugares del mundo más insospechados, con las que los autores van acompañando la lector por el proceso elemental del descubrimiento de Dios, de Cristo y de la Iglesia. El hombre como pregunta; ¿El cristianismo como respuesta?; Jesús de Nazaret, ¿mito, reliquia o verdad?; la inaudita pretensión de Jesús; ¿es razonable creer esto?; son algunos de los títulos de los capítulos de esta gavilla de apologética puesta la día.

Uno de los éxitos de este libro está más allá del libro, en la red. Así, los autores, además de ofrecer una bibliografía básica para completar el itinerario de formación, han abierto un blog en el que quienes se han sentido interpelados por la lectura del libro cuentan sus experiencias. En la página web www.elsentidobuscaalhombre.com se pueden encontrar y bajar las cartas, que servirán de magnífico recurso para iniciar un diálogo con quien se siente interpelado por la pregunta por el sentido. Una pregunta que, sin duda, nos interpela.

José Francisco Serrano Oceja

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·