Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

Intensa semana episcopal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los obispos se reúnen estos días en Madrid, aparentemente para una Plenaria de la Conferencia Episcopal de trámite. El tiempo pasa y todo pasa, y todo queda. El estado general es de expectativa humana y de esperanza teológica; hay que analizar detenidamente por dónde soplan los vientos en Roma, hacia dónde, y hacia quién se dirigen las miradas, atisbar el cambio de eje, o la continuidad inesperada.

El primer momento ocurrirá con la elección de Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, en el mes de noviembre. Durante esta semana tendrán tiempo los obispos para consolidar a los candidatos, para buscar alternativas, para dejar unos nombres y poner en valor otros, en la medida en que representen una forma de entender el trabajo en y de la Conferencia Episcopal.

La pauta de los primeros momentos estará marcada por lo que acontezca en Roma con la visita de Rajoy al Papa. Ya se ve que a la política española le funciona muy bien la línea directa con Roma. Fue la estrategia de Zapatero en la época de la batalla cultural y es la estrategia de Rajoy en éste tiempo de letargo infinito. Una vez más, la Iglesia en España tiene que conquistar la libertad interna y externa. Se habla mucho del enfrentamiento con los gobiernos de izquierdas, y cuánto más izquierda, más polarización, pero habrá que empezar a hablar de las relaciones entre la Iglesia y los gobiernos de derechas. Como diría aquel demócrata cristiano, "al suelo que viene los nuestros".

Hay un punto en el orden del día que suscitará interés, en medio de una agenda sin más trascendencia pública: el documento sobre las relaciones con los religiosos, denominado ahora "Iglesia Particular y Vida Consagrada. Cauces operativos para facilitar las relaciones mutuas entre los obispos y la Vida Consagrada en España". Un tema nada pacífico, cuya redacción ha estado, y está, en la cocina de la denominada la Comisión de Obispos y Superiores Mayores (COBYSUMA), el lugar habitual de diálogo y colaboración entre la Conferencia Episcopal Española y la Conferencia Española de Religiosos (CONFER). En el debate de la Plenaria, un nuevo texto que ha despistado a más de uno y que se ha redactado con un procedimiento no habitual de trabajo en esos ámbitos.

Razones de la lógica discusión interna, varias. Aunque haya cambiado la letra, respecto del anterior que se discutió en la pasada Asamblea Plenaria, y se hayan introducido algunas mejoras de perspectiva teológica y canónica, de orientación, la música sigue sonando compleja. La pregunta que se hacen quienes han leído, aunque sea a posteriori, el texto que se lleva ahora a la Plenaria es si la estrategia de contentar a todo el mundo no acaba dejando a todos descontentos.

Quizá, el acto más relevante de la Plenaria de los obispos se vaya a celebrar fuera de ella. La presentación, el miércoles por la tarde, de dos libros del Papa Francisco se convertirá en un homenaje de la Iglesia en España al nuevo Pontífice. Dos libros que tienen a la vida espiritual del Papa como protagonista. Será un privilegiado momento para testar los nuevos vientos y las nuevas corrientes, de fondo y de forma. A no ser que de lo que se trate, de lo que estemos hablando, sea del mero cambio de personas.

José Francisco Serrano Ocejajfsco@ono.com

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·