Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Tribunas

La Fundación Madrid Vivo, a escena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un artículo de...

Jose Francisco Serrano
Jose Francisco Serrano

Más artículos de Jose Francisco Serrano »

La Fundación Madrid Vivo, que preside el abogado Javier Cremades, se encuentra en plena ebullición preparando una etapa de renovadora presencia pública. Por cierto, Javier Cremades, un mago de las relaciones humanas, en privado y en escena, se ha marcado un gol por la escuadra en estos días pasados al haber reunido en el mismo atril de su sede a Felipe González y a José María Aznar durante el acto de defensa de los presos políticos venezolanos.

Primero, los fichajes. En los últimos meses se han incorporado como patronos, de procedencias muy plurales: José María Álvarez del Manzano, Alberto Ruiz-Gallardón, Jesús David Álvarez, José Antonio Vera Gil, Juan Luis Cebrián, Jacobo González-Robatto, Juan González-Cebrián, Tomás García Madrid y Carlos Cortés.

De entre las actividades ya consolidadas de esta Fundación nos topamos con un plan de actuación ordinario en apoyo de la Delegación de Pastoral Familiar de la Archidiócesis de Madrid, a la Universidad San Dámaso, a Ediciones Palabra, y a la Federación Española de Familias Numerosas y The Family Watch.  Un plan de naturaleza no solo intelectual, también económica en varios de estos supuestos.

Pero dentro de las actividades estrellas, a lo largo de este curso y en el inicio del próximo, se está preparando una Conferencia Internacional sobre Economía Humanista, organizada junto con PwC y el IESE, en la que se reflexionará sobre la importancia de poner a la persona en el centro de las decisiones empresariales.

Y, añadida a esta, por especial interés del presidente honorario, el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, “El Atrio de los Artistas”, que se va a desarrollar junto con la Universidad San Pablo CEU. Un lugar de encuentro y diálogo entre el mundo del arte contemporáneo y la Iglesia. Un “Atrio”, muy avanzado en su construcción, que nos traerá destacadas sorpresas, singulares novedades. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·