Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

Mucho más que familias de acogida: la casa de La Almudena cumple su primer aniversario con entusiasmo y nuevos proyectos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace unos años la fascinación por proyectos semejantes hizo nacer en tres familias españolas el deseo de poner en marcha este modelo tan particular de casa de acogida en Madrid. En España hay 35.000 menores tutelados por la administración que han tenido que ser apartados de sus familias biológicas. En la casa de acogida la Almudena ofrecen a estos niños una familia y un hogar hasta que puedan volver al suyo. Desde allí nos hacen su invitación: "Implícate con nosotros en esta aventura".

En la fiesta de "cumpleaños" del pasado viernes, la casa la Almudena pudo poner de manifiesto los avances de todo el curso. Algunos se pueden poner con cifras, otros con experiencias pero muchos otros quedarán ocultos en el milagro de ofrecer a los que lo necesitan algo que les cambia la vida. "Cada familia acoge en primera persona a los niños que vienen a esa familia, porque el niño no establece el vínculo con una entidad, sino con un padre y una madre" explica Teresa Díaz Tártalo, una de las madres de las familias acogedoras.

La acogida, en principio, no es para siempre. Su objetivo es proporcionar una familia, un entorno y un futuro a niños y jóvenes que por circunstancias variadas no lo han tenido en su casa pero siempre busca volver a su familia biológica si es posible. Un padre de acogida explica con su experiencia este misterio de la gratuidad de la acogida y la generosidad de la separación: "Sé que la niña que tengo de acogida no me pertenece. Mi mujer y yo seremos sus padres para siempre aunque mañana se tuviera que marchar. Por un lado tengo miedo a la separación, por otro tengo la seguridad de que esta experiencia te enseña verdaderamente el significado de la gratuidad", explica uno de los padres.

La Fundación Familias para la Acogida nace en Italia hace 30 años. Es un proyecto en el que las familias se apoyan en la experiencia de la acogida familiar mientras aprenden unas de otras. En España, este proyecto pionero de viviendas habilitadas especialmente para la acogida, con un centro de atención anejo, solo lleva un año pero su incipiente radio de acción ya ha logrado alcanzar treinta menores, quince jóvenes y seis madres con sus hijos. Las peticiones siguen siendo tantas que les desbordan pero el bien que ven a su alrededor les hace perseverar y embarcarse aventura tras aventura por los niños sin hogar. En las casas de acogida las familias colaboran con profesionales, psicólogos y trabajadores sociales que les ayudan en su trabajo por el niño acogido.

La casa de la Almudena está volcada a los demás y por ello pide también una ayuda a los demás. La ayuda puede ser económica pero también ofreciendo cada uno sus manos. Necesitan voluntarios que den clases particulares, que ayuden al ocio y tiempo libre de los menores y también para el acompañamiento y talleres con madres adolescentes o cualquier otra necesidad que pueda surgir. Hacerse socio es otra manera de garantizar una ayuda constante y una presencia en el proyecto. Otra forma de ayudar es buscar empresas, asociaciones o fundaciones interesadas en el proyecto y ponerlas en contacto con la casa de la Almudena u organizar un evento benéfico que ayude a los gastos económicos de la casa. Cualquier cosa es bienvenida para seguir alimentando una hoguera que da calor a tantos hogares y a aquellos que no lo tienen. Como dicen ellos, esta es tu casa (estaestucasa.wordpress.com).

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·