Viernes 20/04/2018. Actualizado 01:10h

·Publicidad·

Solidaridad

En Francia han ganado el premio a la innovación social

Una conversa francesa impulsa en España ‘Hogares Lázaro’: jóvenes que comparten piso con pobres

Con la ayuda de un sacerdote de la diócesis de Getafe, han abierto una casa de mujeres en riesgo de exclusión social

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Sibylle De Malet es la responsable del desarrollo europeo Hogares Lázaro, un proyecto de acogida y acompañamiento de personas sin hogar y en riesgo de exclusión social, que nació en Francia y que acaba de comenzar en Madrid. Esta iniciativa está dirigida por jóvenes que quieren vivir con personas en situación de vulnerabilidad.

Sibylle, primera a la derecha, con voluntarios. Sibylle, primera a la derecha, con voluntarios. RC

Sibylle De Malet ofreció ayer su testimonio en la vigilia mensual “Asalto al Cielo”, una iniciativa mensual impulsada por Álvaro Cárdenas, párroco de Colmenar del Arroyo (Madrid).

Su conversión a los 18 años 

Sybille se encontraba perdida como muchos jóvenes franceses de su generación. En un retiro para jóvenes en Pare-le-Monial, en adoración ante el Santísimo Sacramento, recibe una fuerte llamada de dedicar su vida a los pobres y descubre que la Iglesia católica no es una mera institución sino su madre.

Tras su conversión, viene a Madrid a estudiar y comienza a discernir el sentido de la llamada que había recibido. Así, se une al grupo de voluntarios del comedor social de las Misioneras de la Caridad.

Posteriormente, conoce a las Hermanitas del Cordero, una comunidad que vive muy cerca de los pobres, que son también pobres como ellos, porque son mendicantes, confiadas a la Providencia de Dios y a las limosnas que la gente les da cada día. Estas religiosas viven con los pobres, rezan con ellos y son uno con ellos. Sybille se incorpora a la comunidad como Joven del Cordero en 2011.

Proyecto Lázaro en Francia 

A su regreso a Francia conoce el Proyecto Lázaro, una iniciativa católica de pisos compartidos entre jóvenes profesionales que viven con personas que han pasado por el sufrimiento de la calle. Rezan con ellos y comparten vida.

Sybille se incorpora al proyecto entrando a vivir en uno de los pisos. Descubre las heridas de estos pobres y sus reacciones egoístas, pero también la grandeza de corazón de la gente marcada por haber vivido en la calle y el amor que son capaces de dar. 

Los Hogares Lázaro surgieron en 2006, cuando dos jóvenes de 29 años, conmovidos al ver a personas durmiendo en las calles de París, decidieron invitar a varias personas sin hogar a vivir con ellos. Pronto otros jóvenes quisieron compartir su experiencia. Hoy existen hogares Lázaro en París (gestionados por la Association Pour l´Amitié) y en distintas ciudades de Francia (gestionados por la Asociación Lazare).

El objetivo de estos Hogares es compartir la vida desde la fraternidad cristiana, el servicio y la ayuda mutua, aunque esto no siempre resulte fácil. Para ello, los miembros de estas pequeñas fraternidades buscan ayudarse a descubrir o a reforzar las capacidades y habilidades de cada uno, haciendo posible que las personas vulnerables vuelvan a confiar en sí mismas, reconstruirse, y tener ilusión por salir adelante.

Más de 300 jóvenes   

Sus casas se componen de pisos para hombres y para mujeres en los que comparten la vida, jóvenes profesionales entre 25 y 40 años (al menos durante un año) con personas que han sufrido la ruptura familiar y la vulnerabilidad de quedarse en la calle.

La convivencia entre ellos es acompañada y tutelada por una familia voluntaria.  Los voluntarios residentes compaginan su trabajo y su vida personal para estar presentes y disponibles, compartiendo parte de su tiempo con sus compañeros de piso. 

Desde 2011, más de 300 personas han realizado esta experiencia, compartiendo sus vidas en sus casas en Francia y en Bélgica. En 2017 Lazar, en Francia, ganó La France s’engage, su Premio en Innovación Social más prestigioso, elegido popularmente por los franceses, entre más de 1.000 proyectos sociales, como su proyecto social favorito. El presidente de la República Francesa le otorgó al proyecto esta prestigiosa etiqueta de calidad a la innovación social, que él mismo patrocina.

Su misión en España

En octubre de 2015 Sybille viaja a Madrid con la misión de abrir el proyecto. Habla con varios amigos sacerdotes y laicos. El P. Álvaro Cárdenas, sacerdote de la diócesis de Getafe, se compromete a ayudarla.

En febrero de 2016, junto con otro sacerdote y dos laicos comenzaron a sacar el proyecto adelante. Al año siguiente, gracias a este equipo con la capacitación específica para hacer realidad el proyecto, estaba diseñado el proyecto y constituida la Fundación Hogares Lázaro.

En la actualidad tienen abierto un piso para mujeres y esperan abrir otro para hombres que consolide el proyecto, y así poder abrir nuevos Hogares en Madrid y en otras ciudades.

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·