Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

La asociación católica lanza su campaña anual contra el hambre

Manos Unidas denuncia los excesos consumistas: “Hemos vivido demasiado alegremente”

La ONG presionará para que los sistemas económicos primen al hombre y no al beneficio. Su presidenta afirma: “Hay que cambiar los corazones para erradicar la codicia”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Manos Unidas es la asociación de la Iglesia Católica en España para el desarrollo en el Tercer Mundo. Acaban de lanzar su campaña anual titulada “Plántale cara al hambre: siembra”. Su presidenta, Soledad Suárez, afirma: “Urge una educación que nos prepare para corregir los excesos consumistas. Hemos vivido demasiado alegremente”. 

Soledad Suárez, presidenta de Manos Unidas, con un grupo de indígenas Chortí de Chiquimula (Guatemala). Foto: Marta Isabel González. Soledad Suárez, presidenta de Manos Unidas, con un grupo de indígenas Chortí de Chiquimula (Guatemala). Foto: Marta Isabel González.

El próximo domingo 14 de febrero se celebra la Jornada Nacional de Manos Unidas. Durante su campaña anual, contarán con el testimonio de 35 misioneros/ras que trabajan con la ONG en diferentes países así como otros expertos en medicina, sociología y medio ambiente. 

Manos Unidas no se reúne con partidos políticos pero “sí con instituciones, organismos y políticos para presionar y exponer nuestra postura para erradicar el hambre y las injusticias que padecen los pueblos descartados, así como cambiar las estructuras que lo causan. Siempre pedimos que se escuche el clamor de los pobres, que se escuche al Papa y se siga la Doctrina Social Católica. Pero sí nos reunimos con algunos empresarios para pedir ayuda económica para nuestros proyectos en África,  Asia o Hispanoamérica”, señala a Religión Confidencial Soledad Suárez, presidenta de Manos Unidas en España.

Pero para erradicar este problema, no solo tienen que cambiar las estructuras económicas, sino también las personas. “Todos los papas han clamado pidiendo en nombre de Dios que los sistemas económicos primen al hombre y no al beneficio. No sólo los gobiernos, sino todas las personas tenemos que cambiar nuestro corazón para erradicar la codicia, el abuso y la corrupción económica. Los partidos políticos deben trabajar por el Bien Común, por la ética económica y la protección de los débiles”,  afirma Soledad Suárez a RC.

La presidenta de Manos Unidas recuerda asimismo que los hogares españoles desechan semanalmente 25,5 millones de kilos de alimentos. Al año supone 1.329 millones de kilos de comida. “Esto es un escándalo, todos tenemos responsabilidad”.  

En el campo energético sucede lo mismo: calefacciones excesivas y aires condicionados abusivos, luces encendidas etc. Para mejorar la situación hay que tomar conciencia.  “El Papa Francisco en la “Laudato Si” nos dice que es insostenible el comportamiento del consumismo compulsivo mientras otros aún no pueden vivir de acuerdo con su dignidad humana”, insiste Soledad Suárez.

Corazones vacíos, necesidad de comprar

Para erradicar estas injusticias, la presidenta de Manos Unidas propone  “practicar la austeridad, que es una decisión personal que no se puede imponer por decreto ley. Hay que cambiar el estilo de vida del consumismo obsesivo al compartir solidario. Es un problema antropológico de nuestras sociedades en donde las personas se aíslan en su propia conciencia y acrecientan su voracidad, pues mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir. Esto lo dice el Papa Francisco”, recuerda Soledad Suárez.

En esta campaña anual, el arzobispo Monseñor Carlos Escribano, consiliario de Manos Unidas, celebrará  una Eucaristía  con asistencia abierta a quien desee ir, en la parroquia madrileña de Santa María de Caná (Pozuelo) que retransmitirá TVE.

Manos Unidas tiene voz en la FAO (Organismo de la ONU para la Agricultura y la alimentación) y es miembro de CIDSE (Alianza internacional de organizaciones católicas para el desarrollo)  El pasado septiembre esta entidad de la Iglesia participó en la 70 Asamblea General de la ONU para aprobar la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, celebrada en Nueva York y también, estuvo presente en la Cumbre del Cambio Climático de Naciones Unidas de París.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·