Sábado 21/04/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Religiones

En una carta escrita para toda la sociedad

El presidente del Pueblo Gitano reza por Diana Quer pero alerta: “Su último mensaje, un gitano me está siguiendo, nos dañó”

Afirma que “seguro que Dios no tiene nada que perdonar a la pobre joven asesinada” pero se lamenta de que la etnia gitana fuera la primera investigada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan de Dios Ramírez-Heredia, abogado y periodista y Presidente de Unión Romani de etnia gitana, escribe una carta titulada “Dios haya perdonado a Diana Quer”, en la que apela a una fórmula que utilizan los gitanos cuando se refieren a la memoria de familiares y amigos muertos. Sin embargo, alerta a la sociedad de no utilizar a la ligera, expresiones como el último mensaje de whatsapp de la joven asesinada: “Me estoy acojonando, un gitano me está llamando. Morena, ven aquí”.

Diana Quer. Diana Quer.

La carta titulada “Dios haya perdonado a Diana Quer” Juan de Dios, de raza gitana, comienza: “No se adelanten mal interpretando el título de este comentario. Seguro que Dios no tenía nada que perdonar a la pobre joven asesinada vilmente en A Pobra do Caramiñal por un degenerado del que su propia madre ha dicho que se trataba de un monstruo”.

Y explica el motivo del título de su misiva: “Que Dios le haya perdonado” es una fórmula que utilizan los gitanos catalanes cuando se refieren a la memoria de sus familiares, amigos o conocidos ya muertos. Recuerdo al “Tío Peret”Pedro Jiménez Pubill, gitano sabio del que he aprendido cuanto sé de la correcta interpretación de la Ley Gitana, que cuando me contaba cosas de sus padres difuntos, decía: “Que Deu l’i hagi perdonat”. Y siempre me lo decía en catalán, aunque la conversación entre los dos fuera en castellano. “Que Deu l’i hagi perdonat”, es decir, “que Dios le haya perdonado” equivale al significado, ―éste sí ampliamente presente en el lenguaje popular español―, de que en Gloria esté”.

“Me estoy acojonando, un gitano me está llamando”

Juan de Dios se lamenta de que el último mensaje de Diana se refiriese, sin intención, a un gitano, motivo por el cual, la Guardia Civil realizó sus primeras investigaciones entre personas de raza gitana.   

“Ocurrió, como todo el mundo sabe, en agosto de 2016. La joven inocente, de tan solo 18 años, regresaba a su casa tras haberse divertido en las fiestas estivales del pueblo donde cada verano acudía con sus padres. Posiblemente ya cansada pues eran casi las tres de la madrugada, emprendió sola el camino de vuelta a su casa cuando se sintió amenazada porque alguien la estaba siguiendo. En ese momento envió un mensaje de Whatsapp a un amigo suyo diciéndole: "Me estoy acojonando, un gitano me está llamando. Morena, ven aquí". En cuanto la Guardia Civil supo de este mensaje empezó a investigar a todos los feriantes que habían instalado sus casetas y atracciones de feria en el pueblo. No encontró nada a pesar de que, me imagino, los gitanos feriantes deberían ser los destinatarios más directos e inmediatos de la investigación”, dice en su misiva.

“Pero el daño ya estaba hecho” – continúa en su carta”. “Los medios de comunicación, tanto los serios como los que no lo son, destacaron el mensaje de Diana: “me estoy acojonando”. ¿Por qué? Porque un gitano le está diciendo “Morena, ven aquí”. Tal vez el mensaje de Diana hubiera tenido el mismo efecto en el destinatario del mensaje si hubiera dicho: “me estoy acojonando porque un tío me está diciendo, morena vez aquí”. Y ese mensaje no habría merecido titulares en los medios. Porque que “un tío” le diga a una joven hermosa, a las tres de la mañana, a la salida de una feria, “morena, ven aquí” se inscribe en lo que podríamos llamar “normal” a esas horas en los casanovas conquistadores de todos los tiempos”.

El morbo tenía un componente racista

El presidente de la Unión del Pueblo Romaní se queja de que “el morbo tenía un componente racista al que tan dados son algunos de los informadores españoles. Los gitanos estábamos por medio porque la pobre chica desaparecida había escrito que un gitano le estaba diciendo “morena, ven aquí”. ¿Por qué dijo “un gitano”? ¿Acaso porque muchos miembros de nuestra comunidad se ganan la vida trabajando en las atracciones de feria o en los chiringuitos que se montan con ese motivo en estas celebraciones? Nunca lo podremos saber, desgraciadamente”.

Y añade: “Desde luego, si algún gitano quiso piropearla diciéndole “morena ven aquí” ese no pudo ser el asesino, porque el asesino confeso es “más gadchó (payo) que un olivo” como se dice en mi tierra andaluza. La imagen que tenemos deEnrique Abuín, ―que como fácilmente se puede saber todos los gitanos gallegos se llaman Abuín (?)―, refleja la negrura sórdida, sucia y fea de su alma. El rostro de Abuín, alias el Chicle, es feo con la avaricia de la fealdad que suele añadir la conciencia de quienes son malvados sin solución”.

 Diana tiene un apellido genuinamente gitano

“Fue la primera cosa que me llamó la atención cuando en agosto de 2016 leí la triste noticia de la desaparición de Diana Quer -apunta Juan de Dios”.  Nunca había conocido antes a nadie que se llamara de apellido Quer, que en rromanó quiere decir casa. El rromanó es una lengua rica hablada en todo el mundo por más de diez millones de personas. En algunos países del planeta es la lengua madre de los ciudadanos gitanos que viven allí. En otros, los gitanos conocen el idioma y lo hablan indistintamente con la lengua oficial del país donde han nacido. Y en otros lugares, como es el caso de España, los jóvenes gitanos están haciendo un gran esfuerzo para recuperar su viejo y tradicional idioma del que conservan vestigios lingüísticos heredados de sus padres y abuelos. Pues bien, todos los gitanos y gitanas del mundo, incluidos los 750.000 gitanos españoles, a la casa la llamamos “quer”. Así lo aprendí en mi casa desde mi primera infancia.

Por último, apoya la prisión perpetua revisable para esta clase de delincuentes como pidió en el caso de la niña Mari Luz, hija de un pastor protestante.





·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·