Martes 19/06/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Religiones

Se incrementaron tras los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils

Informe sobre la islamofobia en España 2017: los ataques a mezquitas son “un goteo” constante

El estudio recoge más de quinientos incidentes. Aumentan las agresiones contra la mujer y el ciberodio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia ha presentado en la Casa Árabe de Madrid el “Informe sobre la islamofobia 2017”, que recoge un total de 546 incidentes. En este estudio destacan ataques contra la mujer musulmana y contra las mezquitas.

Aumentan las agresiones a mujeres musulmanas. Aumentan las agresiones a mujeres musulmanas. RC

De estos más de 500 incidentes, un 21% son actos contra mujeres, un 8% contra varones y un 4 % contra niños. Los ataques contra las mezquitas alcanzan el 7% de los casos, un 3% contra personas identificadas como inmigrantes y un 4% contra personas no musulmanas.

Este informe desvela que juega un papel muy activo en este tipo de ataques los grupos neonazis que se manifiestan con actos amenazantes y “campañas incesantes, en las calles, en medios de comunicación y en Internet”.  

Los ataques a mezquitas son un goteo que se repite cada cierto tiempo en distintos puntos de España y con sociologías muy diferentes. Este año se han producido con especial virulencia en los días posteriores a los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, al igual que los ataques a negocios o establecimientos vinculados a personas musulmanas, llegándose a producir 14 de ellos en pocos días.

Campañas políticas

El informe denuncia las “campañas políticas orquestadas contra la apertura de mezquitas” que han comprendido manifestaciones, caceroladas diarias durante meses, artículos en prensa, etc. “convirtiendo a todos los vecinos de estos oratorios en afectados y a muchos en contra manifestantes”.

Este incremento de odio y violencia se vuelve a producir un año más en la islamofobia de género con agresiones a mujeres musulmanas (incluyendo de nuevo a una mujer embarazada, esta vez en Málaga) y con la discriminación escolar, laboral y/o social debida a la no aceptación del uso del hiyab.

El bañador integral homologado también ha vuelto a ser noticia, tanto en piscinas como en redes, en algunos casos estas discriminaciones son viralizadas y a menudo mutan en ciberodio que sigue creciendo.

Bulos en internet

“La proliferación de mensajes y bulos islamófobos en Internet, particularmente en redes sociales y en páginas electrónicas, a través de distintos entramados, aprovechando determinados eventos y el desconocimiento y vulnerabilidad de parte de la comunidad cibernética, deshumaniza, extranjeriza y difama a las personas musulmanas, al islam y a los refugiados”, señala el informe.

Indica, asimismo, que este año se suma a este discurso de odio, el discurso de intolerancia que pivota en un supuesto choque de civilizaciones, a través de distintas páginas electrónicas que instrumentalizan el nombre de otra confesión religiosa en su denominación, para fomentar el odio y bulos islamófobos.

Este estudio además afirma que en nuestro país crece también el discurso negacionista del legado islámico de España, “la manipulación de la historia de Al-Andalus y las interpretaciones históricas islamófobas al servicio de estrategias de descrédito de todo lo musulmán, que hacen que insistamos en la reivindicación de la recuperación de la memoria histórica andalusí, mudéjar y morisca de España”.

Cataluña, a la cabeza

En cuanto a las Comunidades Autónomas, Cataluña ha sido con diferencia en la que se han producido un mayor número de incidentes de carácter islamófobo, debido a los “eventos” y las campañas contra mezquitas prolongadas. Le siguen Andalucía y la Comunidad Valenciana.

En este cuarto informe de la Plataforma Ciudadana contra la Islamofobia destacan algunos avances conseguidos, resultado de una intensa labor de concienciación llevada a cabo, principalmente, por la sociedad civil española y europea en los últimos años.

En la rueda de prensa, se insistió en la necesidad de reforzar la legislación y arbitrar medidas para prevenir y erradicar la islamofobia. La Plataforma Ciudadana Contra la Islamofobia (PCCI) es una asociación ciudadana, independiente y plural, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es combatir la islamofobia, en todos los ámbitos, además de promover la participación de la ciudadanía en la consecución de una sociedad respetuosa, democrática, libre y plural.

Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·