Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Religiones

La Iglesia ortodoxa serbia y la católica conmemoran el 1.700 aniversario del Edicto de Milán con la incógnita de una posible visita papal en septiembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el 313 d.C, Constantino declaró públicamente que estaba permitido pertenecer a cualquier confesión religiosa dentro del Imperio Romano. Este hecho, puesto por escrito en el Edicto de Milán, cumple 1700 años y supone un motivo de celebración para los cristianos.

Así lo han entendido en Serbia, donde la Iglesia Ortodoxa local y la católica han programado un año jubilar de conmemoración. Existe la posibilidad, aunque bastante incierta, de que Benedicto XVI acudiera en septiembre al país balcánico para concelebrar los actos centrales pese a las reservas del patriarcado de Belgrado.

Con un concierto de música espiritual a cargo del coro del monasterio ruso de Sretenski ha dado comienzo en el Teatro Nacional de Nis el año jubilar que los cristianos han proclamado en Serbia. Pese a que la iniciativa parte del Patriarcado de Belgrano, los católicos también celebran el 1.700 aniversario de la publicación del edicto de Milán, el primero que certificó la libertad religiosa.

De hecho, se ha abierto la posibilidad de que el Papa visitase el país en septiembre, mes en el que Constantino dio permiso para vivir la fe en la plaza pública sin padecer persecución. Pero las heridas de la guerra de los Balcanes todavía están recientes y por eso la más alta autoridad de los ortodoxos serbios, el patriarca Irinej, ha comentado sobre esta posibilidad que "hubo problemas que podrían hacer que la visita del Sumo Pontífice fuese problemática, tales como asuntos de seguridad, teniendo en cuenta los recuerdos aún frescos de la Segunda Guerra Mundial y también de las recientes guerras que han tenido lugar en los Balcanes Occidentales".

Pese a ello, los católicos serbios -apenas el 5% de la población- se organizan para una gran celebración litúrgica el 21 de septiembre, acuda finalmente o no Benedicto XVI. Se espera que más de 100.000 lleguen a Nis, por lo que se plantea seriamente trasladar el acto a la pista del aeropuerto de la ciudad, dedicado precisamente al emperador Cosntantino el Grande.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·