Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Religiones

Ha sido corresponsal en Oriente Próximo

El autor de ‘La España de Alá’: “La primera universidad islámica de España no será peligrosa”

Ignacio Cembrero constata que en nuestro país hay más prejuicios con el Islam que con la Iglesia Católica. Es partidario de la religión en la escuela

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El periodista Ignacio Cembrero, autor del libro “La España de Alá”, analiza algunas características de la primera universidad islámica de España que comenzará a funcionar, de manera virtual, el próximo 1 de octubre. “Los que están detrás de esta universidad defienden un Islam pacífico, no son violentos. Es gente con la que se puede trabajar. Su pretensión es hacer frente al radicalismo desde el ámbito universitario”.

Ignacio Cembrero, autor de "La España de Alá". Ignacio Cembrero, autor de "La España de Alá".

Corresponsal de El País en Oriente Próximo, en el Magreb y en Bruselas, Ignacio Cembrero desvela en su libro “La España de Alá” (Esfera de los Libros) algunas características de Rachid Boutarbouch,  el director de la primera universidad islámica en España. “Su objetivo es que los jóvenes musulmanes conozcan su religión de una manera oficial y evitar así que busquen información en las redes sociales, donde existen páginas muy radicalizadas”, afirma el periodista a Religión Confidencial.

Según el diario El Español,  Boutarbouch es el ideólogo de esta universidad, un apéndice de la ya existente universidad islámica de Minnesota (Estados Unidos), quien le otorgará la oficialidad del título, no España. El Centro Cultural Islámico de San Sebastián será su sede. La página web de la universidad islámica en Europa, que solo está en árabe, será la plataforma de la que descargar los temarios.

Según el Documento Marco, Movimientos Islamistas en España, elaborado por del Instituto de Estudios Estratégicos (IEEE), adscrito al Ministerio de Defensa, Boutarbouch es un firme defensor de la implantación de la ley islámica en los países musulmanes. “Es el jefe espiritual del Islam para Europea, pero es pacífico”,  reitera Cembrero.  

Religión en la escuela pública  

En esta línea, el periodista, que también se encargó durante años del seguimiento de la política exterior española, es partidario de que la religión musulmana (al igual que la católica) se imparta en la escuela pública. “Es la manera más adecuada para hacer frente a los radicalismos, una asignatura supervisada por el Estado y las comunidades islámicas, donde se aprenda el islam pacífico. Y obviamente, si apuesto por esta opción, la religión católica también tiene cabida en la escuela pública”, declara.

Respecto a los partidarios de sacar la religión de los colegios, recalca que es el lugar más adecuado para enseñar el islam. “En España hay pocas mezquitas y no todas enseñan honestamente esta religión. Lo peor son los oratorios musulmanes, que en nuestro país hay unos 1.400, donde se radicaliza a los jóvenes”, sostiene Cembrero.

¿Fobia al Islam o a la Iglesia católica?

Según la experiencia de Ignacio Cembrero, en España no hay islamofobia “en todo caso hay morofobia. En comparación con otros países europeos, en España no hay odio al musulmán, aunque la situación es peor ahora que antes de los atentados de 2004”.  

En cuanto a las reivindicaciones de ciertos partidos políticos respecto a la separación entre Iglesia y Estado, y de cierto rechazo creciente a la religión católica, en opinión de Cembrero “en general en España hay más prejuicio al Islam que a la Iglesia Católica”. Argumenta sin  embargo que “la separación Iglesia y Estado le vendría muy bien a la religión católica. En Francia, la iglesia está viva por la desvinculación  con el Estado. Han alzado la voz de manera muy comprometida contra el genocidio de los cristianos en Irak, que es terrible su situación”.

Por otro lado, considera que los musulmanes deberían ser mucho más activos en el rechazo de la violencia. “El problema del Islam en España es que son unas comunidades desorganizadas y no saben cómo actuar en la sociedad española. En las redes sociales, muchos musulmanes se excusan diciendo que los terroristas no les representan y por eso, no condenan abiertamente la violencia. Me dicen que al igual que los católicos no han salido a la calle contra los sacerdotes pedófilos, ellos tampoco se manifiestan contra el terrorismo yihadista”, apunta Cembrero.

 “La España de Alá” ofrece nuevos datos sobre los casi dos millones de musulmanes que viven en España, un 4% por ciento de la población española. Incluye un mapa secreto elaborado por el Ministerio del Interior que muestra el índice de radicalización por provincias, un fenómeno que, con Madrid (por cuestiones demográficas) y Barcelona a la cabeza –con más de 6.000 puntos conflictivos, un 18% del total–, se concentra sobre todo en la costa mediterránea española y también en Ceuta y Melilla, donde el caldo de cultivo entre los jóvenes es preocupante.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·