Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

En el mundo hay quince prelados combonianos

El español nombrado obispo auxiliar de Bangassou: “Me iba a jubilar en Soria pero ahora me uno para siempre con Centroáfrica”

Monseñor Jesús Ruiz Molina alerta de la difícil situación del país africano, en la que los sacerdotes reciben amenazas de muerte

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Maite Eguiazabal, periodista de la delegación de medios de la diócesis de Osma-Soria, ha entrevistado al reciente obispo auxiliar de Bangassou (República Centroafricana), el español y misionero comboniano, Jesús Ruiz Molina, nombrado por el Papa Francisco el pasado 11 de julio. Ha podido hablar con él justo antes de partir hacia su país junto al también español, monseñor Juan José Aguirre, obispo de Bangassou.

Monseñor Jesús Ruiz Molina, obispo auxiliar de Bangassou. Monseñor Jesús Ruiz Molina, obispo auxiliar de Bangassou.

Monseñor Jesús Ruiz Molina (La Cueva de Roa, Burgos, 1959) se considera soriano “pues mis padres son de La Olmeda. Este pueblecito encantador y deshabitado es mi rincón preferido para desconectar, descansar. Las vacaciones las paso allí, con mi familia: paseos, río, cangrejos, la preciosa ciudad de El Burgo de Osma. Me encanta su paisaje y su gente, disfruto en Soria.  Para todos, un abrazo misionero”.

Ha sido nombrado obispo auxiliar en un momento especialmente difícil en el largo y cruento conflicto que ha contribuido a llevar a la República Centroafricana a ocupar la última posición en el ránking mundial de desarrollo humano.

Veinticinco años en África

Ruiz Molina afirma que su nombramiento, justo el día que celebró su 30 aniversario de su ordenación sacerdotal, ha supuesto un cambio total en su vida. “Estaba preparando mi pre-jubilación. Después de casi 25 años en África, había planeado regresar a Miranda para descansar, reformatearme un poco y estar cerca de mis ancianos padres. Este nombramiento episcopal ha cambiado completamente mis planes, me une con el pueblo centroafricano hasta la muerte”.

El obispo español remarca que la situación en el país “está que arde. En el seminario diocesano tenemos 2000 musulmanes refugiados pues los antibalakas (uno de los grupos armados en el conflicto), cuchillo en mano, buscan degollarlos”.

Relata que hace pocos días, algunos radicales musulmanes atacaron la catedral, quemaron 12 motos y dañaron muchos de los coches de la diócesis. “El obispo Juanjo recibe todos los días amenazas anónimas por teléfono diciendo que van a matar a algún cura ya que los antibalakas han matado al imán de la mezquita”, dice.

Monseñor Ruiz se queja  de que “Naciones Unidas son incapaces de controlar la situación. Hay un contingente de 180 cascos azules de Marruecos pero la gente los ve como cómplices con los musulmanes. El día de Santiago Apóstol han matado a dos (ya van 9) y hoy temíamos la represalias sobre la población civil”.

“Confiamos en Dios”

El misionero comboniano subraya que el 50% de la población ha huido al Congo o a otros lugares. “La ministra de Defensa nos acaba de decir que el lunes 31 van a enviar un contingente de intervención especial para echar a los cientos de antibalakas de Bangassou y liberar el seminario, alojando a los musulmanes en otro sitio. Nosotros, Juanjo y yo, queremos volar este viernes 28 si encontramos vuelo con los equipos humanitarios pues la mayoría se han ido, han huido. Confiamos en Dios y sólo queremos la paz”.

Entre sus objetivos inmediatos está conocer Bangassou pues aunque lleva 9 años en este país, nunca ha puesto el pie en esta región que está a 1.000 km de su actual parroquia. Luego, a mediados de agosto, espera visitar a sus ancianos padres y aprovechar para los controles médicos.  

En septiembre estará una semana en Limone (Italia), la tierra de Comboni, con todos los obispos combonianos, unos quince en total, y “luego con Juanjo haremos los trámites pertinentes en la Santa Sede. Después regreso a Centroáfrica para preparar la consagración que tendrá lugar el 12 de noviembre en Bangui, pues en Bangassou será imposible. Será el cardenal Dieudonné Nzapalainga, el cardenal más joven de la Iglesia, quien me consagrará obispo junto con mis dos hermanos combonianos, Juanjo y Rino”, relata.



Monseñor Jesús Ruiz Molina, obispo auxiliar de Bangassou. Monseñor Jesús Ruiz Molina, obispo auxiliar de Bangassou.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·