Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:54h

·Publicidad·

Mundo

Serán emitidos siete vídeos probando estos hechos

Planned Parenthood practicó abortos a niñas violadas por sus padres y no denunció a los progenitores

Un nuevo informe del grupo de investigación antiabortista Live Action documenta las ilegalidades del gigante abortista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El grupo de investigación antiabortista Live Action acaba de publicar un nuevo informe en el que demuestra que la organización abortista norteamericana Planned Parenthood ha encubierto durante décadas el abuso infantil y el tráfico sexual.

Logo de Planned Parenthood. Logo de Planned Parenthood. RC

El informe, titulado “Aiding Abusers: Planned Parenthood's Cover-Up of Child Sexual Abuse” presenta casi dos décadas de investigación y contiene testimonios de ex empleados de casos judiciales en los que se acusó a la organización abortista de negligencia por no informar sospechas de abuso.

Este informe va a ser emitido en siete vídeos en los que se exponen imágenes sobre las ilegalidades encubiertas de investigaciones anteriores y declaraciones de mujeres, cuyo abuso no fue denunciado a las autoridades por Planned Parenthood.

Encubrimiento de abuso sexual

 “Washington, Distrito de Columbia: después de que aparecieran imágenes encubiertas en 2011 que parecían mostrar a los funcionarios de Planned Parenthood que no informaban presuntos abusos sexuales de menores,  el proveedor de abortos más grande de la nación se comprometió  a hacer más para capacitar a los empleados a reconocer señales de tráfico y abuso infantil”, resalta Christine Rousselle en la noticias del canal católico EWTN.

Ahora, Live Action, el grupo de investigación que lanzó el metraje encubierto en 2011, tiene un  nuevo informe  en el que alega que el encubrimiento del abuso sexual infantil y el tráfico sexual en Planned Parenthood ha tenido lugar en distintos lugares del país.

Live Action ha solicitado una investigación del Congreso de Estados Unidos sobre Planned Parenthood para determinar cuánto está extendido este problema, así como la eliminación de todos los fondos de los contribuyentes para la corporación.

Numerosos casos documentados

El informe cita numerosos ejemplos de niñas de 12 y 13 años que estaban por debajo de la edad de consentimiento sexual (en los Estados Unidos está entre 17 o 18 años) y fueron llevadas a una clínica para abortar, sin que la industria abortista lo denunciara.

En 2004, una adolescente de 16 años llamada Denise Fairbanks fue llevada a una clínica de Planned Parenthood en Ohio después de quedar embarazada tras ser violada por su padre.

A pesar de que la chica comunicó a tres empleados que había sido forzada a tener relaciones sexuales, no se informó a las autoridades y la enviaron a casa de su padre, donde continuaron los abusos. Su padre fue arrestado un año y medio más tarde, cuando su entrenador de baloncesto descubrió la agresión sexual.

Situaciones similares se han dado en Washington, Arizona, California y Colorado. En este último estado, un empleado de Planned Parenthood afirmó que “tener 13 años y estar solo embarazada no es una señal de advertencia” de abuso sexual. La edad de consentimiento en Colorado es 17.

Se quedó embarazada de su padre con 13 años

En 2010, una niña de 13 años de California se sometió a un aborto de Planned Parenthood después de quedar embarazada cuando su padre, un hombre llamado Edgar Ramírez, la violó repetidamente. Ella alegó el embarazo de un novio inventado. La edad de consentimiento en California es de 18.

En lugar de ir a las autoridades, - dice el informe-, un empleado de la clínica aconsejó a la víctima que se abstuviera de tener relaciones sexuales durante tres semanas después de su aborto. Su padre continuó violándola, y la niña se quedó nuevamente embarazada.

Esta segunda vez, Planned Parenthood le volvió a practicar un aborto y además le injertó un DIU para evitar nuevos embarazos. El padre finalmente fue arrestado después de que otra de sus otras hijas denunciara el abuso a la policía.

El testimonio de antiguos empleados, incluidos los administradores de clínicas, confirman una indiferencia ante el requisito legal de que las clínicas denuncien el abuso sexual a las autoridades.






·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·