Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

En la provincia nororiental de Jazira, en Siria

19 de los 53 cristianos sirios en manos de los yihadistas han sido puestos en libertad

Para el arzobispo Hindo "son negociaciones muy delicadas, mejor evitar movimientos imprudentes"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 1 de marzo fueron puestos en libertad y llegaron a Hassaké 19 de los 53 cristianos asirios tomados como rehenes por los yihadistas del Estado Islámico durante la ofensiva del 23 de febrero en la zona de las aldeas cristianas a lo largo del río Khabur.

Hindo

“Es un grupo pequeño, en comparación con los cientos de cristianos que todavía son prisioneros del Daesh (acrónimo árabe utilizado para referirse al IS), pero las negociaciones continúan para liberar a los otros, y esperamos que esto sea posible” refiere el Arzobispo Jacques Behnan Hindo, cabeza de la archieparquía siro-católica de Hassakè-Nisibi.

Los jefes de las Iglesias y de las comunidades locales tratan de mantener abiertos los contactos y las negociaciones con la milicia del IS a través de la algunos líderes tribales musulmanes locales. “Es un momento delicado -explica el arzobispo sirio- y cualquier iniciativa o palabra sin calibrar y sin ponderar puede aumentar los riesgos para todos”. En este sentido, Mons. Hindo comenta negativamente el comunicado publicado según el cual las milicias de autodefensa de Iraq y vinculadas al Assyrian Democratic Movement han declarado estar preparadas para intervenir en territorio sirio para defender a los cristianos de Jazira de los ataques yihadistas. “En esta coyuntura que se desmorona y camina hacia la guerra - dice el Arzobispo – sacarse de la manga a las milicias cristianas puede alimentar la incomprensión y la manipulación, aumentando el riesgo de los secuestros. Si quieren luchar contra el Califato, que se alisten en las fuerzas regulares o con los kurdos, sin crear otras milicias confesionales”. 

Los 19 secuestrados que han sido liberados el domingo pertenecen al pueblo de Tel Goran. Entre ellos hay dos mujeres, una de ellas está embarazada y ha tenido que dejar en manos de los yihadistas a una hija de 6 años. Mientras tanto, las milicias kurdas e incluso el ejército sirio han tomado el control de zonas cercanas a Quamishli, pero aún no han tratado de recuperar los pueblos asirios en el valle de Khabur. “Desde el inicio de la ofensiva yihadista en esos pueblos - repite el Arzobispo Hindo - los ataques aéreos de la coalición internacional contra las posiciones del Estado Islámico se han suspendido extrañamente".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·