Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Muchos de estos refugiados son cristianos

La ola de frio en el Líbano está causando víctimas mortales entre los refugiados sirios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

UNICEF calcula que al menos 7 millones de niños refugiados y desplazados internos necesitan apoyo urgente.

Refugiados en Líbano (Ayuda a la Iglesia Necesitada)

“Por lo menos cuatro muertes por hipotermia y la preocupación aumenta, ya que se ha anunciado un nuevo descenso de las temperaturas”. Así lo ha confirmado el P. Paul Karam, director de Caritas Líbano, ante la ola de frío que ha llegado en los últimos días sobre grandes regiones de Oriente Medio, lo que ha provocado las primeras víctimas entre los refugiados sirios en el Líbano.

Las situaciones más graves se registran en el valle de Bekaa, al norte del país, “donde los campos de refugiados han sido cubiertos por la nieve, los caminos estaban bloqueados y la temperatura ha caído por debajo de cero”, indica el P. Karam. Asimismo, asegura que “en el Líbano las estimaciones oficiales hablan de un millón 200 mil refugiados registrados en los organismos de la ONU, pero de acuerdo a nuestras estimaciones la cifra real alcanza un millón y 600 mil”. Y añade: “tratamos de hacer todo lo posible para distribuir alimentos, mantas, estufas, combustible, ropa de abrigo. Pero la situación de emergencia está haciéndose crónica”. El director de Caritas Líbano explica que la comunidad internacional ha puesto el conflicto sirio en la sombra. “Y los más indefensos, los que pagan el precio más alto, son los niños y los jóvenes, que representan casi la mitad de esta inmensa multitud de refugiados”, observó.

La guerra en Siria ha obligado a por lo menos tres millones de refugiados sirios a buscar refugio fuera de su propio país. Esta tragedia, comenzó hace casi cuatro años, el 15 de marzo de 2011. La llamada primavera árabe llegó al país sirio con las protestas contra el presidente Bashar al-Asad y su gobierno. Las revueltas acabaron convirtiéndose en una guerra con intervención de soldados y milicianos de países vecinos y que ha dejado unos 146 mil muertos y millones de refugiados, así como una gran inestabilidad en la nación.

UNICEF calcula que al menos 7 millones de niños refugiados y desplazados internos necesitan apoyo de forma urgente. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia indica que “muchos siguen viviendo en edificios a medio construir o refugios inadecuados que los exponen a temperaturas bajo cero, grandes nevadas y fuertes vientos”. Desde UNICEF, con la ayuda de aliados y otras ONG, están distribuyendo ropa de abrigo para los niños, mantas, lonas, galletas de contenido energético, bonos y efectivo para más de de 900 mil niños que sufren la dureza del invierno en Oriente Medio, en Siria, Irak, Libano, Jordania y Turquia”.

El conflicto que golpea Siria está muy en el corazón del Santo Padre. De este modo, han sido muchos los llamamientos y peticiones de oración que ha hecho por el cese de la violencia en este país. De una forma especial, se recuerda el día 7 de septiembre de 2013, jornada a pedir por la paz en Siria, Oriente Medio y el mundo entero por iniciativa del papa Francisco. Miles de personas acudieron a la plaza de San Pedro en la vigilia de oración y ayuno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·