Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

En el Libano el Papa animará a los cristianos perseguidos tras la ‘Primavera Árabe’. El interés de Hezbollah en “que no haya problemas” descarta los rumores de cancelación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante su estancia en el Libano en septiembre, el Papa animará a los cristianos perseguidos tras la 'Primavera Árabe'. El grupo político Hezbollah ha manifestado su interes en "que no haya problemas" lo que hace descartar casi por completo los remotos rumores de cancelación del viaje por cuestiones de seguridad.

A pesar de los enfrentamientos y desórdenes de estos días en Trípoli, en el noroeste del país, la preparación del viaje de Benedicto XVI a la República Libanesa sigue a todo motor: el Papa y sus colaboradores están trabajando en los discursos que pronunciará y en el texto de la exhortación post-sinodal, fruto de los trabajos del Sínodo sobre el Medio Oriente de 2010, que será firmada y entregada a las Iglesias de la región en el país de los cedros.

Algunas fuentes diplomáticas no han descartado la hipótesis de la cancelación, en el caso de que la situación en Siria degenerara todavía más, y recordaron lo que sucedió en 1994 cuando Juan Pablo II se vio obligado a cancelar en viaje que ya había sido organizado a Beirut, por una serie de ataques en contra de Iglesias cristianas.

Sin embargo, "por el momento aun no hay ninguna idea de cancelar el viaje –indican fuentes vaticanas–; el Papa quiere visitar un país que ha sufrido y que sufre, un área delicada y problemática en donde los cristianos han sido y son un elemento constitutivo y tradicionalmente presente".

Justamente el llamado a la paz, a la convivencia, al diálogo entre religiones, al compromiso por el bien común y al fin de cualquier tipo de violencia, pero sobre todo la cercanía y el apoyo hacia los cristianos del Medio Oriente son los objetivos principales del viaje. "Es importante –indican las fuentes vaticanas– que los cristianos desempeñen un papel activo: son un factor de estabilidad y deben seguir desarrollándolo en un momento de grandes cambios y de incógnitas por el futuro de toda la región".

En la capital libanesa, a pesar de la relación y de la dependencia con Siria, la situación parece bastante relajada y es más que probable que nadie en este momento quiera abrir nuevos frentes de desestabilización. En particular Hezbollah, el "Partido de Dios", partido político libanés apoyado por Irán y Siria, que cuenta con un ala militar. Algunas facciones cristianas libanesas tienen una relación cercana con Hezbollah y, de cualquier manera, las principales fuerzas en juego quieren que todo se lleve a cabo sin problemas y que el Papa pueda decir lo que tenga que decir, sobre los cristianos, sobre la convivencia en la zona e incluso sobre Siria.

Un aspecto que es muy importante para el Papa Ratzinger es el de los jóvenes. Benedicto XVI se encontrará ante un vastísimo "auditorio" de jóvenes ( y no solo cristianos) a los que hará llegar directamente un mensaje de paz y de diálogo, anclado en los valores evangélicos después de las dificultades que se encendieron por la "Primavera árabe", en la que los cristianos también fueron protagonistas, este es el momento de las dificultades y de la incertidumbre ya que ahora muchas comunidades cristianas se encuentran atemorizadas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·