Domingo 22/07/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Tiene en cuenta la fe católica de los padres

La sentencia íntegra del juez Hayden sobre el caso Alfie Evans: cita al Papa y a Doctrina de la fe

Arzobispo de Liverpool: “Soy muy consciente de la compasión de los italianos, pero nuestros sistemas médicos también lo son”. Lea el fallo judicial

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo de Liverpool Malcolm McMahon considera que el hospital Alder Hey está haciendo todo lo "humanamente posible" para ayudar al bebé Alfie Evans. Los obispos ingleses, a tenor de la sentencia judicial, consideran que tanto el juez como los médicos del centro pediátrico inglés, han tenido en cuenta la fe católica de sus padres. Religión Confidencial publica la sentencia completa del magistrado Anthony Hayden.

Alfie Evans. Alfie Evans. ReligionConfidencial

“Soy muy consciente de la compasión que característicamente muestran los italianos a los necesitados, y en este caso a Alfie. Pero sé que nuestros sistemas médicos y legales en el Reino Unido también se basan en la compasión y la protección de los derechos del niño en particular". Son palabras del obispo de Liverpool Malcolm McMahon, que recoge The Tablet.

McMahon le comunicó al Papa Francisco que los católicos en Liverpool están “desconsolados” por el caso del bebé sobre todo, porque los obispos consideran que el equipo médico y de capellanía del hospital Alder Hey, han estado haciendo todo lo humanamente posible para ayudar al niño.


Alfie, bautizado en enero 


El arzobispo de Liverpool ofreció su apoyo a Alder Hey, cuyo informe de inspección de 2017 calificó como “sobresaliente” mientras recalcaba que el equipo de capellanes del hospital ha estado ofreciendo apoyo pastoral a la familia y al personal de Alfie en el hospital desde que el niño fue ingresado en diciembre de 2016. 

Según ha podido saber Religión Confidencial, el bebé fue bautizado en enero pasado. Los padres son católicos aunque no practicantes. 


También se ha informado que un sacerdote de la Arquidiócesis de Westminster, el padre Gabriele Brusco, miembro de los Legionarios de Cristo, administró el sacramento de la unción de los enfermos a Alfie. 

Su historial médico  

Según ha podido saber Religión Confidencial, la Conferencia Episcopal Británica considera que el juez ha obrado correctamente. Incluso en su sentencia nombra al Papa, a la Congregación para la Doctrina de la Fe y tiene en cuenta la fe católica de los padres de Alfie Evans. 

La sentencia que (se puede leer completa aquí) relata toda la cronología del bebé, desde que nació, su ingreso en el hospital, y todo su historial médico (pruebas, convulsiones, scaners, etc.) 

En el punto 37 habla del padre que, aunque reconoce la fase por la que atraviesa su hijo, “como padre, es incapaz de renunciar a la esperanza. Esto es en mi opinión completamente comprensible”, señala el fallo judicial. 

En el supuesto de que el niño fuera traslado a Roma, podría sufrir ataques epilépticos  que afectaría a su ritmo cardíaco y presión sanguínea.  “Es posible que durante el viaje Alfie pueda presentar convulsiones continuas debido a estímulos relacionados con el transporte y el vuelo que pueden inducir un mayor daño al cerebro”. 

Más adelante, en sus conclusiones, el juez afirma que “el viaje, evidentemente, será una carga. Nadie desearía que Alfie muriera durante el tránsito”. 

“La vida en sí tiene un valor intrínseco” 

El punto 51 dice: “En nombre de los padres, he tenido mucho cuidado de evaluar la calidad de Alfie, aunque acepto por completo la conclusión de la evidencia de que el tratamiento para Alfie es inútil. La vida en sí tiene un valor intrínseco, por tenue o vestigial que sea. Soy muy consciente de que ambos padres son católicos, educados en esa tradición, aunque no se presentan como practicantes, pero es obvio para mí que su fe juega un papel en su vida y los sostiene a ambos en este momento tan difícil. En sus observaciones finales el padre dijo que Alfie es “nuestro hijo y un hijo de Dios”. 

Y continúa el juez: “Es importante que estas creencias sean consideradas dentro de la amplia gama de factores relevantes a los cuales he aludido y que colectivamente iluminan dónde se encuentran los mejores intereses de Alfie”. 

Posición de la Iglesia Católica 


El punto 52 habla de la posición de la Iglesia Católica Romana ante estos difíciles problemas éticos y presenta una carta abierta por el Papa Francisco al Presidente de la Academia Pontificia para la Vida, de noviembre de 2017. 

“En su mensaje el Papa Francisco pidió mayor sabiduría para lograr un equilibrio entre los esfuerzos médicos para prolongar la vida y la decisión responsable de suspender el tratamiento cuando la muerte se convierte en inevitable”, subraya el mismo punto. 

En esa misma carta de Francisco, el Papa resalta que “la cirugía y otras intervenciones médicas se han vuelto cada vez más efectivas, pero no siempre son beneficiosas: pueden sostener, o incluso reemplazar, las funciones vitales defectuosas, pero eso no es lo mismo que promover la salud. Se requiere una mayor sabiduría hoy, debido a la tentación de insistir en tratamientos que tienen efectos poderosos en el cuerpo, pero a veces no sirven al bien integral de la persona”. 

Y prosigue Francisco: “En consecuencia, es moralmente lícito decidir no adoptar medidas terapéuticas, o suspenderlas, cuando su uso no cumpla con ese estándar ético y humanista que más tarde se llamaría proporción debida en el uso de remedios”. 

En la misma línea se pronuncia la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la eutanasia, que según el estado del enfermo podría ser una decisión moralmente calificada como retirada del "tratamiento excesivamente celoso. Tal decisión reconoce responsablemente las limitaciones de nuestra mortalidad, una vez que queda claro que la oposición a ella es inútil. Aquí uno no quiere causar la muerte; la incapacidad de uno para impedirlo es simplemente aceptado "(Catecismo de la Iglesia Católica, No. 2278). 

Conclusión “tristemente” clara 

En los diez puntos de las conclusiones, el juez expone las imágenes de resonancia magnética que muestran el cerebro de Alfie, “los thalami que regulan las vías del cerebro han desaparecido por completo. Alfie ha perdido la capacidad de oír, ver, oler o responder al tacto". 

Y en el punto 62 afirma el juez: “Todo esto me lleva a regañadientes y tristemente a una conclusión clara. La necesidad de Alfie ahora es de cuidados paliativos de buena calidad para mantenerlo lo más cómodo posible en la última etapa de su vida. Él requiere paz, tranquilidad y privacidad para que pueda concluir su vida, tal como la vivió, con dignidad”.

Finalmente, en el punto 64 afirma que todo esto “valdría la pena arriesgar si hubiera alguna posibilidad de tratamiento, que no hay ninguna. Por esta razón, la alternativa propuesta por el padre es irreconciliable con los mejores intereses de Alfie, aunque el siga luchando para aceptar que el tratamiento no es paliativo que es todo lo que ahora se le puede ofrecer a su hijo”. 




Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·