Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El gran índice de agnósticos y jóvenes son sus grandes retos

El “Evangelii Gaudium” de Francisco, clave para la evangelización en la Archidiócesis de Lyon

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ciudad francesa de Lyon es una de las metrópolis más grandes del país y de Europa. El Cardenal Philippe Barbarin, su actual Arzobispo, se enfrenta cada día a un reto impuesto por el carácter de Francia: se trata de un estado laico y aconfesional, en el que más del treinta por ciento de la población se declara atea o agnóstica.


Cardenal Philippe Barbarin en su tradicional medio de transporte, la bicicleta. Cardenal Philippe Barbarin en su tradicional medio de transporte, la bicicleta.

En una entrevista concedida recientemente a ACI Prensa, el cardenal francés explicó las claves generales en las que basa la nueva evangelización en su archidiócesis.

Trabajamos mucho y nos ayuda leer la ‘Evangelii Gaudium’ del Papa Francisco” confesó Philippe Barbarin, “de los números 73 a 77 especialmente", añadió.

Es en ese fragmento donde se tratan con detenimiento los desafíos de las culturas urbanas, uno de los problemas que más le afectan como Cardenal Arzobispo de Lyon. "Ahí se dicen cosas muy concretas, pero hay que estudiar cómo cada uno lo puede aplicar en su diócesis, con la gente con la que vive”, precisaba.

En esta misma línea ha destacado que “rezar, contemplar y escuchar a la gente” son esenciales para la evangelización. Por ello, cada día está más familiarizado con los gustos de los fieles de su comunidad y trabaja en la adaptación de “las nuevas redes sociales, la música y el deporte" en la difusión del Evangelio. "Hay nuevos aspectos que tenemos que descubrir de qué manera hacernos presentes”, confesó.

El enorme porcentaje de estudiantes residentes en Lyon no hace más que respaldar su hipótesis de acercamiento a estos nuevos grupos potenciales de fieles. La pastoral juvenil y universitaria de hoy formará la comunidad adulta del futuro. Cardenal Barbarin explicó “hay que inventar nuevos modos que vayan con su manera de vivir. Haciendo hogares en donde se sientan acogidos y atraigan a los demás”. Todo esto, siempre sin perder de vista “lo esencial”, es decir “la liturgia, los grandes santuarios, las noches de oración”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·