Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El poblado está situado al sudeste de Hebrón, en Cisjordania

Cientos de palestinos e israelíes marcharon juntos para protestar contra la demolición de la localidad de Susiya

Rabinos por los Derechos Humanos se han manifestado en contra de esta decisión del Estado de Israel

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El hecho comenzó el 5 de mayo, día en que emitió un fallo la Alta Corte Israelí de Justicia, que al no haber emitido una orden provisoria para interrumpir la demolición del pueblo (hay una apelación de los habitantes de Susiya esperando una sentencia), de hecho, permitió su demolición.

Susiya

Desde entonces, a unos 340 habitantes de la localidad les podrían demoler sus viviendas y verse forzados a abandonar sus tierras por la fuerza. La negativa de Israel de comprometerse a no demoler antes de la finalización del juicio sugiere que existe la voluntad de destruir el pueblo en poco tiempo.

Desde 1986, los palestinos vivían en las grutas que se encuentran a 500 metros de distancia, las cuales fueron expropiadas cuando el área fue reconocida como sitio arqueológico. Por ello, se fueron a vivir a los terrenos agrícolas que limitaban con Susiya y que eran de su propiedad, pero para los cuales no contaban con el permiso de construcción. A lo largo de los años, muchas familias han seguido los procedimientos legales para obtener la autorización, pero las solicitudes siempre han sido rechazadas.

Hoy su batalla contra la demolición ha ganado el apoyo de los cónsules de Francia, Bélgica y Gran Bretaña, y de grupos de derechos humanos israelíes incluso, como Rabinos por los Derechos Humanos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·