Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

El templo comenzó su andadura en 1995 como una simple carpa

La ciudad de Buenos Aires tendrá el próximo mes de mayo un nuevo templo dedicado a San Juan Diego y la Virgen de Guadalupe

Figura ya una placa firmada por el Papa Francisco en 2013

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El primer santo indígena de América Latina podrá ser venerado en Buenos Aires en su propio templo.

Francisco mostrando una imagen de la Virgen de Guadalupe. L'Osservatore Romano.

La nueva iglesia, que se inició en 2013, será inaugurado por el cardenal y arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, quien es el sucesor del primer obispo de México, Fray Juan de Zumárraga. El cardenal Rivera estaría acompañado del sucesor del cardenal Bergoglio en Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, quien es, también, primado de Argentina. La parroquia, que pertenece a la Vicaria Flores de la Arquidiócesis de Buenos Aires, se sitúa al sur de la ciudad.

Su andadura comenzó con una carpa en 1995. Junto con ella también se hará realidad el Centro Misionero San Juan Diego, iniciado el 9 de diciembre de 2002, primera celebración del santo indígena, con la fecha que fijó para su veneración San Juan Pablo II.

El templo dedicado a San Juan Diego contará con una réplica en el tamaño original de “la morenita del Tepeyac”, como solía llamarla, cariñosamente, San Juan Pablo II, quien la hizo patrona de todas las Américas. Dicha réplica ha sido donada al arzobispado de Buenos Aires por el colectivo mexicano “Unión de Voluntades”.

En el templo figura ya una placa firmada por el Papa Francisco en 2013 y dirigida al padre Federico Trapaglia, a los sacerdotes que lo acompañan y a la comunidad parroquial del barrio donde se asienta este nuevo templo. En la referida placa pueden leerse las siguientes palabras:

"Querido Padre Federico, Padre Eduardo y miembros de la comunidad parroquial, tengo en el corazón la alegría que me da la noticia: el 1 de agosto se comenzaron las obras del nuevo templo. En este momento quiero estar cerca de ustedes y dar gracias a Dios, ese Dios tan bueno que nos llevó de la carpa al saloncito, y ahora al templo; que caminó junto a nosotros desde el primer momento del P. Cacho Gallino. Que esta acción de gracias sea alegría en todos, les pido por favor, que recen por mí, que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide. Afectuosamente. Francisco".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·