Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Ya hay más de 120.000 refugiados en el Kurdistán iraquí

Ayuda a la Iglesia Necesitada lanza la mayor campaña de su historia por los cristianos de Irak

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fundación de la Santa Sede, Ayuda a la Iglesia Necesitada, presenta el próximo viernes, día 19 de diciembre, la mayor campaña en sus 50 años de historia a favor de los cristianos refugiados en Irak. Su situación es límite: al menos 120.000 cristianos viven en el Kursitán iraquí huídos de la represión radical del Estado Islámico. 


Cartel de la campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada para apoyar a los cristianos de Irak. Cartel de la campaña de Ayuda a la Iglesia Necesitada para apoyar a los cristianos de Irak.

La toma del control de las principales ciudades de la Llanura de Nínive por parte del Estado Islámico (EI) desde el pasado verano, ha provocado un éxodo de cristianos sin precedentes en Irak. Según informan desde Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), hay ciudades enteras como Mosul donde la presencia cristiana ha desaparecido totalmente. Allí, en la segunda ciudad más grande del país, por primera vez desde el siglo III no se celebra la Eucarístía. 
Antes de la llegada del islamismo más radical, al menos 25.000 cristianos convivían en la zona. Tras la represión de los últimos meses, enviados a la zona arrojan datos sorprendentes: ya no queda ninguno.

La mayoría han huído al Kurdistán iraquí, el único lugar seguro para ellos, apuntan desde AIN. En estos momentos viven 120.000 cristianos en condiciones de refugiados: no tienen casas, se alojan en tiendas de campaña, no hay colegios para sus hijos, no tienen los medios de primera necesidad.
La Santa Sede es consciente de la precariedad que atraviesan los cristianos iraquíes.

Tras el emotivo mensaje de apoyo enviado por el Papa este fin de semana, y la visita de una delegación francesa encabezada por el Cardenal Arzobispo de Lyon, Barbarin, Ayuda a la Iglesia Necesitada se une en la lucha contra esta injusticia, consciente de que este pueblo se encuentra en estos momentos en una gran encrucijada histórica.

O se les sostiene con ayuda o todos se irán y desaparecerá la presencia cristiana”, explican desde el organismo dependiente del Vaticano.

Por este motivo, AIN ha lanzado esta campaña de carácter urgente para evitar que no abandonden su tierra y que la presencia cristiana continúe en este país, de donde salió Abraham para guiar a su pueblo a la Tierra Prometida.
Antes del 2003 los cristianos eran 1.6 millones de cristianos, en estos momentos se calcula que no llegan a 300.000. “Si no queremos que se vayan, hay que ayudarles a que susbistan”. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·