Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Al frente de una coalición de diez países.

Arabia Saudí lanza una operación militar en Yemen para frenar el avance de los rebeldes chiítas

En respuesta a la petición del presidente de Yemen, Abd Rabbo Mansour Hadi

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“La operación busca defender el gobierno legítimo” del avance de lso rebeldes chiítas houtíes, apoyados por Irán, anunció el embajador saudita en los Estados Unidos, Adel Al Jubeir, durante una conferencia de prensa en Washington.

El rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abdelaziz.

La operación comenzó con incursiones aéreas sobre diferentes objetivos, pero el embajador advirtió que ya se han movilizado otras fuerzas militares y que la coalición “hará todo lo que sea necesario”. Por el momento se tienen noticias de bombardeos en la capital Saná, controlada por los rebeldes chiítas. Según fuentes locales, por lo menos 13 civiles murieron en una incursión sobre un barrio residencial.

Con Arabia Saudita se han aliado Qatar, Kuwait, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos –con la excepción de Omán– con el apoyo de la Casa Blanca, a pesar de que no haya una participación directa de militares estadounidenses en la misión, afirmó Al Jubeir. También tendrían intenciones de sumarse a la coalición Egipto, Jordania, Maruecos, Sudán y Pakistán. “Tenemos la situación en la que una milicia controla o podría controlar misiles, armas pesadas, una fuerza aérea”, dijo el diplomático saudita, que calificó de “intolerable” el avance de la milicia houtí.

“Obama ha autorizado el otorgamiento de apoyo logístico a las operaciones militares del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG)”, confirmó Bernadette Meehan, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense. “Hacemos un fuerte llamado a los houtíes para que pongan fin inmediatamente a sus acciones militares de desestabilización y vuelvan a la mesa de negociaciones”, agregó.

En el terreno, las fuerzas leales a Hadi habrían reconquistado el control del aeropuerto internacional de Adén, la gran ciudad portuaria del sur donde tiene su bastión el presidente. Esta situación se vio favorecida por las incursiones aéreas sauditas. Los militares de la 39ª Brigada Blindada, que se habían sumado a los houtíes, se habrían retirado del aeropuerto, permitiendo reconquistarlo a los ‘comités populares’ fieles a Hadi.

Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·