Miércoles 22/11/2017. Actualizado 07:29h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Compromís pide endurecer penas por homofobia desde púlpitos religiosos

El párroco de Castellón acusado de publicar una poesía homófoba pide perdón y no le perdonan

“Las disculpas se las meten ustedes por donde les quepa”, comentan en el perfil de Facebook de la parroquia de San Bartolomé y San Jaime

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PSPV de la localidad castellonense de Nules y el senador de Compromís Carles Mulet han pedido que la Fiscalía investigue si existe delito de odio en la hoja parroquial emitida por la parroquia de San Bartolomé y San Jaime, ya retirada tras las críticas recibidas por su contenido "homófobo".

Parroquia de San Bartolomé y San Jaime de Nules (Castellón). Parroquia de San Bartolomé y San Jaime de Nules (Castellón).

El pasado domingo, la parroquia de San Bartolomé y San Jaime de Nules (Castellón) publicaba en su hoja parroquial una poesía titulada “Romance del alumno de una escuela moderna y avanzada”.

La hoja fue repartida entre los feligreses y retirada el lunes por la mañana ante las numerosas críticas suscitadas entre partidos políticos y a través de las redes sociales, informa Efe.

En el perfil de Facebook de la parroquia, el párroco Esteban Badenes, pide disculpas con el siguiente escrito: “Esta mañana ya se han presentado disculpa por un artículo aparecido en la pasada Hoja Parroquial. Reiteramos de nuevo: Se publicó de inmediato la actualización de la Hoja Parroquial del pasado domingo desapareciendo un artículo que nunca debía haberse publicado; el cual no manifiesta el pensar del párroco, ni de esta parroquia, ni de la Iglesia. Lejos de nuestro sentir querer ofender a nadie. Si alguien se ha podido sentir ofendido, reciba disculpas. En el siguiente enlace puedes ver la Hoja Parroquial actualizada”.

No aceptan las  disculpas

Las disculpas no han sido aceptadas por un buen número de personas así como por los partidos políticos del PSPV-PSOE y Compromís.

En Facebook se leen comentarios como el siguiente: “Si por mi fuera, desde luego esto no se quedaba así. Esto es delito y a quien se atrevió a publicar tal tontería debe pagarlo. Las disculpas se las meten ustedes por donde les quepa; qué filtros tienen ustedes como parroquia? que principios proclaman como institución? ¡Qué vergüenza! Han aludido a un gran sector de la sociedad, yo como afectado, trataré de que gente como la que se encargó de difundir esa porquería, ¡lo pague! He invito a una denuncia pública a todo aquel, que como a mí, en los tiempos que estamos, nos chirria y nos duele escuchar ¡tanta estupidez!”

Otro usuario dice: “Ni olvido ni perdón. Estos ultraconservadores catolicones y sus pensamientos retrógrados no tienen cabida en este mundo. Ojalá no se vuelva a ver nada así”.

Y hay quienes opinan todo lo contrario: “Entraba para felicitaros y veo que reculáis y pedís disculpas, así que me marcho con mi felicitación a otra parte. Ya solo faltaba que la Iglesia se volviera políticamente correcta”.

La denuncia de Compromís

 Desde Compromís opinan que “no es tolerable que haya expresiones de odio hacia los homosexuales desde púlpitos o publicaciones católicas, que son constitutivas de delito pero que el Fiscal los acaba archivando, por lo que son precisos cambios normativos”, tal como han expresado a Religión Confidencial.

Carles Mulet, senador por la coalición nacionalista valenciana, denuncia que “expresiones que vienen de la Iglesia difundiendo odio hacia personas o colectivos se queden sin castigo, cuando incluso tienen el agravante del Código Penal de proceder de autoridades religiosas que adoctrinan contra estos colectivos de personas”.

Mulet se ha expresado de esta manera tras los casos del sacerdote benicarlando Custodio Ballester, en L´Hospitalet (Tarragona), y de la Hoja Parroquial de Nules (Castellón).  

El senador nacionalista afirma que “sabemos que son hechos aislados que no expresan el sentir oficial de la Iglesia Católica ni sus principios, pero no se puede permitir que desde el púlpito se incite al odio hacia la comunidad homosexual, tildando su opción de pecado gravísimo, y que ser gay no es guay, a la vez que se pregunta si este mundo está podrido o pervertido, como en el caso de L´Hospitalet”.

Desde Compromís han preguntado al Gobierno si tiene intención de denunciar estos hechos, pero han lamentado la respuesta obtenida:”Repulsa hacia las manifestaciones homofóbicas y que podrían ser constitutivas de un delito de calumnias, injurias o de odio contra las personas homosexuales”, expresando que “el Gobierno denuncia hechos similares cuando le conviene”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·