Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

La nueva asignatura de Religión vuelve a los cauces de la LOGSE: voluntaria en un área obligatoria y evaluable en todos los casos. La queja: no se cursa en Bachillerato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aunque aún faltan los detalles técnicos, la voluntad política está clara, según ha podido saber Religión Confidencial: la asignatura de Religión, ninguneada por la LOE, la ley educativa promovida por Zapatero en su primer mandato, volverá a tomar fuerza con la legislación que prepara el Gobierno de Mariano Rajoy. Los pormenores se darán a conocer en muy poco tiempo.

La decisión es fruto de la entrevista que mantuvieron el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Juan Antonio Martínez Camino hace unas semanas. En la cita, acordaron que la Religión recuperara el mismo estatus de asignatura que el resto de las que se cursan en el currículo de Educación Primaria y de la ESO (Secundaria Obligatoria).

La ley promovida por el Gobierno de Zapatero había relegado a una categoría de segunda la asignatura de Religión, tanto porque aquellos padres que lo deseasen podían elegir que el niño no cursase ninguna materia en su lugar –se llegó a plantear que se jugase al parchís en ese tiempo- como por su nulo valor académico y por las reiteradas denuncias por parte de padres y profesores de que situaban la materia en los peores horarios.

La decisión del Gobierno satisface las expectativas de la Conferencia Episcopal Española y de otras confesiones religiosas, puesto que también habrá oferta para judíos, musulmanes, evangélicos y la puerta abierta a futuras decisiones. Los obispos no se oponen a que haya una alternativa no confesional pero que permita a los alumnos conocer el hecho religioso, imprescindible para profundizar en cuestiones fundamentales para comprender el entorno cultural en el que se desenvuelven.

Queda, sin embargo, un punto que no colma las expectativas: la asignatura, en su vertiente confesional o aconfesional, solo se cursa en Primaria y Secundaria pero no en Bachillerato.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·