Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Profesionales por la Ética estima que la Proposición de Ley presentada por el PSOE permite la eutanasia y amenaza los derechos del personal sanitario

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cómo prometió su candidato durante la campaña electoral, el PSOE ha vuelto a presentar en el Registro del Congreso de los Diputados la Proposición de Ley reguladora de los derechos de la persona ante el proceso final de la vida, cuyo texto íntegro ha sido ya publicado en el Boletín Oficial de las Cortes Generales.

Profesionales por la Ética ha analizado el nuevo texto. La primera conclusión, explica la Dra. María Alonso, del Grupo Vida Digna de Profesionales por la Ética, es que ambos textos están prácticamente calcados; la Proposición de Ley se presenta de nuevo como una ampliación de derechos y existe una delgada línea divisoria entre la sedación terminal como tratamiento y su uso intencionado como eutanasia. Si bien es cierto que el texto excluye expresamente que la eutanasia sea un derecho de los pacientes.

Sin embargo, según el análisis realizado por el Grupo Vida Digna de Profesionales por la Ética, hay varios aspectos del texto que desvelan la deriva eutanásica:

Por un lado, el médico deberá aceptar cualquier solicitud del paciente, incluyendo peticiones de eutanasia o suicidio asistido, ya que se suprime una condición legal existente hasta ahora: la voluntad del paciente expresada en el testamento vital o documento de instrucciones previas era atendida siempre y cuando se ajustara a la buena práctica médica y al ordenamiento jurídico.

Además, se establece la sedación como un derecho del paciente, de manera que este o sus familiares la pueden exigir aunque sea un tratamiento contraindicado o no sea conforme a la buena práctica médica. Además, el texto exime al personal sanitario de cualquier responsabilidad siempre y cuando haya obedecido los deseos del paciente o sus familiares.

También, se permite al profesional sanitario tomar decisiones como retirar soportes vitales o inducir sedaciones sin necesidad de consultar a otros profesionales ni siquiera a la familia. "Este apartado de Proposición de Ley otorgaría a un solo profesional la posibilidad aplicar sedaciones irregulares o retirar soportes vitales, una medida que siembra desconfianza en el personal sanitario", explica la Dra. Alonso.

En conclusión, y a juicio de Profesionales por la Ética, la Proposición de Ley presentada por el PSOE permite claramente prácticas eutanásicas que amenazan al personal sanitario y ponen en peligro la vida de cada ciudadano.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·