Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Ya hubo gestos similares en la fiesta de Todos los Santos

El PP carga contra las “reinas magas” de Valencia por “repudiar las tradiciones cristianas”

Critica que al alcalde, Joan Ribó, deje patente su “ateísmo” al organizar una cabalgata con ‘Libertad’, ‘Igualdad’ y ‘Fraternidad’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento de Valencia organizó una “Semana de la infancia” estas Navidades, para darle un contenido laico a estas tradicionales fiestas. Como colofón, el domingo las tres “reinas magas” –Libertad, Igualdad y Fraternidad– saludaron desde el balcón del ayuntamiento, junto con al alcalde Joan Ribó, a las familias y niños que habían asistido a la cabalgata “laica”.

El alcalde de Valencia con las "reinas magas". El alcalde de Valencia con las "reinas magas".

“El alcalde no para de plantear medidas que van contra las tradiciones cristianas, y su ateísmo es evidentemente una prioridad”, ha afirmado a Religión Confidencial un concejal del PP en el ayuntamiento de Valencia refiriéndose a Joan Ribó, alcalde de Valencia, líder de Compromís, que gobierna en un tripartito junto con los socialistas y València en Comú, la marca de Podemos.

Las “reinas magas”, celebración organizada por la II República en 1937 “con el fin de distraer a los niños en la dura etapa de la guerra civil”, han sido recuperadas por el alcalde. En esta ocasión se ha encargado de la organización la Sociedad Coral El Micalet.

“Ribó sigue manifestando su repudia personal hacia todas las tradiciones cristianas, y en este caso es hasta provocador”, manifiestan las mencionadas fuentes del consistorio, "en vez de preocuparse de los problemas reales de los valencianos, sigue pretendiendo cambiar a su antojo personal e ideológico las tradiciones y creencias milenarias”.

9 de Octubre, Todos los Santos, Navidad, Reyes y…

Con motivo de la celebración del Día de la Comunidad Valenciana, el 9 de Octubre, el alcalde de Valencia ya invocó la “aconfesionalidad” para no participar en el Te Deum en la catedral, que arranca de la reconquista de Jaime I, en el que siempre participaba el consistorio. Sólo acudieron representantes de Ciudadanos y del PP.

La polémica subió de tono cuando en la festividad de Todos los Santos el ayuntamiento ordenó retirar del cementerio y de la capilla adjunta una imagen de la Virgen de los Desamparados, algunos crucifijos y manteles con representaciones religiosos, alegando que se hacía para no molestar las creencias religiosas de nadie y que pudieran ser “salones multiusos para todo tipo de reuniones”. Incluso se rumoreó que el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, no podría celebrar la tradicional Misa en el cementerio, aunque las conversaciones entre obispado y consistorio la hicieron posible.

En Navidad volvió a “rumorearse” que no se pondría el tradicional Belén en el ayuntamiento. La presión obligó al ayuntamiento a instalarlo como todos los años.

En la cabalgata de Reyes que se celebrará esta tarde saldrá la imagen de San José finamente, después de que se supiera que el ayuntamiento planeaba dejar la escena del Nacimiento sólo con la Virgen y el Niño. Llegaron muchas quejas al ayuntamiento, también porque San José es el patrono de Valencia, y se da por seguro que hoy saldrá como siempre en la escena del Nacimiento. No saldrán varias carrozas relacionadas con la fiesta religiosa, tales como la Anunciación a la Virgen o el anuncio del Ángel a los pastores

El concejal y portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Fernando Giner, ya alertó en octubre pasado de que “¿se atreverán a suprimir la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados en las fiestas de Fallas, en que celebramos la fiesta de San José, patrón de Valencia?”.

Fernando Giner siempre se ha mostrado favorable a mantener las tradiciones cristianas, y está preocupado por el “sectarismo anticristiano” del alcalde, atentando contra tradiciones muy arraigadas en Valencia.

Según ha sabido Religión Confidencial, “hay temor a que el ayuntamiento reduzca el tiempo que se viene dedicando a la ofrenda de flores –2 días-, y casualmente se van a hacer obras en una calle neurálgica que obligará a reducir el número de personas que se dirigen a la ofrenda”, expresan fuentes de la organización de la ofrenda.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·