Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Cambios en los requisitos para ocupar el puesto

La Orden del Santo Sepulcro nombra Lugarteniente a una persona que no tiene títulos y no es militar

La designación de José Carlos Sanjuán, hasta ahora maestro de Ceremonias, ha tenido el visto bueno de los cardenales Amigo y Estepa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 28 de octubre, en la catedral de Málaga, tuvo lugar la toma de posesión del nuevo Lugarteniente de España de la Orden de caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén. Por primera vez en la historia de la Orden en España, se ha nombrado Lugarteniente a un miembro que no posee títulos nobiliarios ni es militar de carrera. En este caso, José́ Carlos Sanjuán y Monforte, que hasta ahora ocupaba el cargo de maestro de Ceremonias.

José Carlos Sanjuán y Monforte. José Carlos Sanjuán y Monforte.

Doctor en Publicidad y Relaciones Públicas, José Carlos Sanjuán Monforte, es directivo de una empresa especializada en Comunicación, Protocolo y Organización de eventos. Trabajó en la Casa de Su Majestad el Rey, fue jefe de Protocolo de la JMJ Madrid 2011, y presidente de la Comisión Ejecutiva del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa. Hace algún tiempo se le quiso implicar en una polémica sobre una serie de supuestas críticas públicas a la reina Letizia.

Una vez que se envió la terna a las autoridades romanas de la Orden, según fuentes conocedoras del caso, los informes de los cardenales españoles Fray Carlos Cardenal Amigo Vallejo, Prior de la orden; y del Prior emérito, José Manuel Estepa Laurens, fueron decisivos para que se produjera este cambio de perfil en la máxima cabeza de una orden que es clave para el sostenimiento del Patriarcado Latino de Jerusalén.

El nuevo Lugarteniente sustituye al teniente general Juan García y Martínez, duque de San Pedro de Galatino, que ejerció su cargo durante varios mandatos y que ahora ha recibido la dignidad de Lugarteniente de Honor y la preciada Palma de Oro de Jerusalén en agradecimiento por los servicios prestados.

Este cambio, según las fuentes consultadas por Religión Confidencial, se debe al giro de orientación que la Conferencia Episcopal Española, que también fue consultada para el nombramiento, desea imprimir en esta Orden de Caballería de la Iglesia. Un giro más acorde con el pontificado del Papa Francisco y lo que tiene de renovación de las instituciones y de apertura a nuevos ámbitos sociales.

Ayudar a la Iglesia en Tierra Santa

La Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, que hunde sus raíces en Godofredo de Bouillón, está protegida por los Sumos Pontífices y su soberano es el Papa, que es quien designa al cardenal Gran Maestre para el gobierno de la orden, que se encuentra en Roma. Está presentes en 130 países, con unos 30.000 miembros.

Los estatutos de la Orden fueron renovados por Juan Pablo II y su objetivo principal es sostener y ayudar a la obra de la Iglesia en Tierra Santa, principalmente de forma material. Las ayudas se gestionan a través del Gran Magisterio en Roma, por medio del Patriarcado Latino de Jerusalén, cuyo patriarca es el Prior de la Orden, y que es quien, desde el terreno, hace llegar las necesidades a Roma.

Actualmente, la Orden está enviando una cifra aproximada de 10 millones de euros al año para atender estas necesidades.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·