Sábado 24/02/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Las avanzadas obras del Museo de Colecciones Reales ya impiden en gran medida la vista de la fachada noroeste de la Catedral de la Almudena

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo vecino del Palacio Real y la Almudena es el Museo de Colecciones Reales, que construye el Patrimonio Nacional para albergar su colección de tapices, carruajes y objetos artísticos. Las obras realizadas hasta la fecha ya tapan una de las vistas más emblemáticas de Madrid: la cara noroeste de la Catedral de la Almudena.

La fachada del nuevo edificio es de 150 metros y se despliega desde la explanada que separa el palacio de la catedral y llega hasta la cuesta de la Vega. Así, oculta parcialmente el templo y hunde sus cimientos sobre una parte del Campo del Moro.

Para poder realizar este proyecto, FCC, constructora encargada la obra, tuvo que pedir permiso al Arzobispado de Madrid. Éste se concedió, pero al parecer sin caer en la cuenta del impacto visual que podría tener un moderno bloque de planta rectangular justo debajo del conjunto episcopal.

Según ha podido saber Religión Confidencial, el edificio no quedará terminado hasta dentro de al menos cuatro años. Sin embargo, dicen fuentes cercanas a FCC que "las labores que quedan por hacer son tareas de acabado y, por tanto, la estructura total ya no crecerá más".

Aun así, como se observa en las fotografías, una de las mejores vistas de Madrid ha quedado definitivamente marcada por el nuevo coloso.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·