Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

La policía desplegó durante la JMJ el segundo mayor dispositivo de seguridad de la democracia. El operativo fue diseñado por el jefe de la gendarmería vaticana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Policía Nacional desplegó durante la JMJ el segundo mayor dispositivo de seguridad de la democracia, solo superado por la boda de los Príncipes. El máximo responsable de la seguridad del Vaticano, Domenico Giani, diseñó el operativo al detalle. Su profesionalidad llamó especialmente la atención a la Policía española.

Los mandos españoles estuvieron perfectamente coordinados con el Vaticano. Llevaban en contacto desde varios meses antes de la llegada de Benedicto XVI. El objetivo era, obviamente, evitar que al Papa le ocurriera algo en Madrid.

La Policía Nacional envió un plan al Vaticano que el equipo de Giani se encargó de perfilar. "El comandante es cuidadoso hasta en el más mínimo detalle", explican fuentes policiales a 'El Confidencial Digital'.

Domenico Giani estudia las ciudades "antes, durante y después" de los viajes de Benedicto XVI. Uno de los aspectos que más sorprendió a los españoles es su especial conocimiento de las calles de Madrid: "Tenía perfectamente analizadas las calles del recorrido y sus alternativas".

En las reuniones demostró saber quiénes eran los 'indignados'. Los agentes españoles destacan que Giani conocía a la perfección todo lo que estaba ocurriendo en Madrid con las manifestaciones laicas. "Parecía que estaba viviendo en Madrid en lugar de en el Vaticano", añaden.

El comandante del Vaticano quiso tener también a agentes situados entre el público en actos que se desarrollaban en lugar fijo.

Uno de los detalles que cuida especialmente es el momento en el que los cristales blindados del papamóvil se abren para que el Papa salude. En ese momento, Giani ordena un cambio de hombres y sitúa a los más altos junto al vehículo. De esta forma, un posible tirador no tendría un blanco tan fácil.

Giani coloca a sus hombres formando un rectángulo alrededor del Papa. En las puntas de la parte trasera de este rectángulo se colocan los hombres armados. En el caso de la JMJ, estos policías portaban metralletas uzis ocultas bajo su chaqueta.

Domenico Giani accedió al cargo de jefe de la gendarmería vaticana en 2006 en sustitución del histórico Camilo Cibin, que estuvo 58 años en el cargo y conoció a seis Pontífices. Cibin intervino directamente en los atentados contra Pablo VI (Manila) y los dos contra Juan Pablo II (el de Agca y otro en Fátima).

Con 44 años, Giani era agente de la Guardia de Finanzas y miembro de los servicios secretos de Italia. Su nombramiento provocó gran sorpresa en el Vaticano, porque no era el favorito para el puesto. Durante los años de Joseph Ratzinger en el Vaticano, como cardenal, Giani se hizo persona de confianza del futuro Papa, destacan las fuentes consultadas por 'El Confidencial Digital'.

A pesar de su rostro serio, quienes han podido conocerle destacan que es "muy simpático y amable".

Domenico Giani fue el encargado de reducir a Susanna Maiolo, la joven desequilibrada que saltó la valla de seguridad en la basílica de San Pedro y se abalanzó hacia el Papa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·