Miércoles 20/06/2018. Actualizado 01:38h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Conferencia “Evangelización y Leyenda negra”

Historiadora resalta al cardenal Cisneros como impulsor de la primera regulación laboral de los trabajadores

María Saavedra afirma que el regente de España protegió los derechos de los indígenas gracias a la denuncia de religiosos dominicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La historiadora y profesora del CEU María Saavedra, ha pronunciado en algunas parroquias de Madrid la conferencia “Evangelización y leyenda negra”, en la que resalta algunas facetas poco conocidas de la Iglesia en su defensa de los derechos humanos, entre otras, el papel del cardenal Cisneros.

El actor Eusebio Poncela encarna al cardenal Cisneros. El actor Eusebio Poncela encarna al cardenal Cisneros. RC

María Saavedra ha pronunciado recientemente conferencias en la parroquia de San Ricardo de Madrid y en los Jueves culturales' que organiza la asociación Mater Dei en la parroquia Santísimo Cristo de la Victoria.

Autora del libro “Indigenismo y evangelización, afirma que desde el primer momento de toma de decisiones acerca de la situación personal y jurídica de los indios, ya aparece Cisneros vinculado a la historia de América y se mostraba fiel a la decisión de la reina Isabel, quien había declarado que los habitantes de las tierras descubiertas habrían de ser considerados y tratados como vasallos libres de la Corona castellana, con los mismos derechos y deberes que cualquier labrador de Castilla.

“Las primeras noticias de la evangelización de América, seguidas directamente por Cisneros, hablaban de la buena disposición de los indígenas antillanos para recibir la doctrina cristiana”, resalta Saavedra.

Derechos de los indígenas

El confesor de la reina participó muy de cerca de la campaña de los dominicos españoles en la que será “posiblemente el comienzo de la primera lucha en defensa de los derechos humanos de la Historia”, afirma la profesora de historia.

Estos religiosos fueron testigos de cómo se violaban sistemáticamente las leyes y voluntades reales en lo que se refería al buen tratamiento de las poblaciones indígenas en el Nuevo Mundo.  

Cuando llega a oídos del rey Fernando, el monarca convoca la junta de teólogos y juristas que elabora las Leyes de Burgos de 1512 y las posteriores de Valladolid de 1513. “La lectura de este documento nos permite afirmar que podemos estar ante la primera regulación laboral de la Historia, en la que se protegen los derechos de los trabajadores”, apunta la historiadora.

Con esta regulación, se fijan horarios de trabajo, turnos de actividad y descanso, trabajo de las mujeres embarazadas y los niños, prohibición de emplear a los indios en sustitución de animales de carga.

Conquistas ganadas por los religiosos

Estas conquistas fueron ganadas por los religiosos y entre ellos, por Bartolomé de las Casas, quien se ha convertido en paradigma de la defensa de los derechos humanos por su lucha en favor de los indígenas americanos.

En estos logros, Jiménez de Cisneros sienta varios precedentes que con el tiempo sí darían su fruto. Uno fue el de escuchar las voces en favor de la dignidad y buen tratamiento de los indios, que trataban de secundar las líneas de la política indiana de la Corona, dispuestas ya por la reina Isabel. El otro fue el de rectificar el rumbo de la acción española en indias, evangelizadora y colonizadora.

Cisneros en la serie Isabel

En los últimos años, el cardenal Cisneros ha sido actualizado en la televisión española en la serie Isabel.  Para la historiadora “lo mejor de la serie, a su juicio, es el tratamiento de la figura de Isabel, capaz de retratarla como una mujer, madre y estadista de profunda piedad, capaz de tomar decisiones de gobierno según su conciencia”, declara Saavedra a Religión Confidencial.

En su opinión, en la serie, en Cisneros se incide mucho en la conversión forzosa de los musulmanes de Granada. “Para un gobernante de ese momento, era imprescindible lograr el mayor bien religioso: la salvación de los súbditos. En cualquier caso, se cargan las tintas en el papel oscurantista y violento de Cisneros, cuando sus biógrafos señalan que su tarea inquisitorial pretendía ser más pastoral que judicial”, indica. 

Saavedra resalta también el papel de Cisneros en la reforma de la obra franciscana, la promoción de la mejora moral e intelectual del clero, la creación de esa ciudad del saber que fue la Universidad de Alcalá de Henares, la creación de hospitales o la concesión de becas para que la pobreza no fuera obstáculo cuando una persona tenía aptitudes para estudiar en la Universidad. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·