Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:54h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Por la desamortización de Mendizábal

La ‘lista roja’ de Hispania Nostra pone de manifiesto dos siglos de abandono del patrimonio religioso

Esta asociación ha conseguido en diez años que un 15% de los bienes incluidos en este inventario, hayan sido restaurados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hispania Nostra es una asociación aconfesional y apolítica, declarada de utilidad pública, cuyo objetivo es la salvaguarda del Patrimonio cultural y natural de España, incluido el religioso. Una de sus actividades estrella es “La Lista Roja del Patrimonio”, una iniciativa para dar a conocer y proteger los bienes que se encuentra en abandono o en peligro de desaparecer. Más de la mitad de éstos son edificios religiosos; monasterios, conventos, iglesias o ermitas.

Convento de Jesús del Monte, (Guadalajara). Convento de Jesús del Monte, (Guadalajara). RC

Desde la creación de la Lista Roja del Patrimonio en noviembre de 2007, un 14,9% de los bienes incluidos en la Lista ha sido consolidado o restaurado (99 retirados). Un comité científico de Hispania Nostra,  compuesto por un arqueólogo, una restauradora, un director de museo y un arquitecto, estudian el edificio o bien patrimonial y deciden su inclusión o no en la Lista.

"Buena parte de estos bienes patrimoniales religiosos no pertenecen a la Iglesia católica desde la desamortización de Mendizábal", explican desde Hispania Nostra a Religión Confidencial. 

Algunas de estas propiedades eclesiales pasaron a manos de titularidad privada. "Se dan casos como el de una iglesia gótica convertida en aparcamiento de coches. Algunos edificios de la Iglesia se han expoliado injustamente. Por ejemplo, el monasterio de Sacramenia que fue una abadía cisterciense del siglo XII y que tras la desamortización de Mendizábal pasó al magnate norteamericano William Randolph Hearst que se llevó piedra a piedra a Miami, donde se encuentra hoy montado”, detallan desde Hispania Nostra.

Los tres periodos de la historia de España que más perjudicaron a las propiedades eclesiales fueron la invasión napoleónica, la desamortización de Mendizábal y la guerra civil española.

“Algunos edificios propiedad de la Iglesia católica se han convertido en centros sociales, que al menos, tienen una utilidad pública, pero otros muchos están totalmente abandonados”, sostienen las mismas fuentes. Esta es una de las razones de esta asociación: llamar la atención y sensibilizar para evitar el incremento del deterioro.

Patrimonio de la Iglesia católica 

Por otra parte, algunos bienes de la Iglesia que pertenecen a los obispados también necesitan restauración, pero muchas diócesis no cuentan con suficientes recursos para restaurar esos edificios.

Hispania Nostra cuenta con una iniciativa a la que se han unido muchas asociaciones vecinales con el fin de conservar el patrimonio eclesiástico de su pueblo. Se trata de la campaña de micromecenazgo “Todos a una” .

“Es impactante como los propios vecinos se movilizan para conseguir financiación, o bien, para limpiar un monasterio románico que estaba lleno de escombros. Algunas administraciones autonómicas o locales también contribuyen económicamente para evitar la desaparición de estos bienes culturales que forman parte de la historia de nuestro país”, apuntan desde la asociación.

Monasterio de Santa María de Rio Seco

Por poner un ejemplo de como funciona esta asoaciación, en 2008 se empezaron a dar los primeros pasos para recuperar este monasterio de La Rioja que era una ruina sepultada por el olvido.  Grupos de voluntarios retiraron escombros del interior de la iglesia, colocaron losas, levantamiento de altares y procedieron a limpieza del exterior de la misma. Hoy en día, el monasterio está prácticamente reconstruído. 

Hispania Nostra está igualmente interesada en poner de manifiesto aquellas actuaciones positivas sobre bienes incluidos en la Lista Roja sobre los que se ha intervenido de manera positiva. Por ello ha creado la Lista Verde,  que aparece junto a la Lista Roja en la que estuvieron en algún momento.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·