Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Fuentes afirman que la consellera pretende desprivatizar todas estas residencias

Las Hermanas Terciarias demandan penalmente a Mónica Oltra por cerrar su centro de menores

La vicepresidenta del gobierno valenciano alega malos tratos y un posible abuso sexual. Las religiosas le acusan de “difamar"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mónica Oltra, vicepresidenta del Gobierno valenciano y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, ha decidido cerrar el Centro de Menores de Segorbe (Castellón), “Nuestra Señora de la Resurrección”, gestionado por las Hermanas Terciarias Capuchinas, alegando malos tratos y un “posible abuso sexual”.

Mónica Oltra, líder de Compromís y vicepresidenta de la Generalitat Valenciana. Mónica Oltra, líder de Compromís y vicepresidenta de la Generalitat Valenciana.

Por su parte, las Hermanas Terciarias Capuchinas van a presentar dos procesos penales: dar traslado a la fiscalía sobre la intervención de Oltra en las Cortes Valencianas el pasado 24 de mayo, para valorar si hubo ataque a los derechos de los menores y de los trabajadores, y demandar a Oltra por atentar al honor de los trabajadores del centro.

Además, las Terciarias iniciarán un proceso contencioso-administrativo contra la decisión de trasladar los menores a otros centros, y una demanda civil para que los menores regresen al Centro de Menores de Segorbe.

“En ningún caso hubo abuso sexual”

Acerca de los abusos presuntamente cometidos a una menor de 17 años por un ex trabajador del centro, las Terciarias Capuchinas han sido muy explícitas: “Las situaciones de insinuación se produjeron en el entorno familiar de la menor y en ningún caso en las instalaciones del centro, pero al día siguiente de conocer esos hechos se procedió de inmediato al despido disciplinario del trabajador para salvaguardar la integridad del resto de los menores”.

Pasar a manos públicas 

Fuentes cercanas al proceso consideran que Oltra se ha precipitado imprudentemente para que todos los centros de menores pasen a manos públicas.

En  la comparecencia de Mónica Oltra el pasado 24 de mayo, en las Cortes Valencianas, varios diputados expresaron “la grave imprudencia y nerviosismo de Oltra por la mala gestión sobre esta polémica, que lo que busca es el objetivo que ella ha señalado: en 2020, que ningún centro de menores sea de gestión ni propiedad privada”, según han señalado a Religión Confidencial.

Fuentes próximas al proceso han subrayado a este Confidencial que “la idea de Oltra de que todos los servicios sociales sean públicos es evidente, y también especialmente que ninguna institución religiosa los preste”.

De hecho, el PP valenciano ha pedido la dimisión de Oltra porque “primero dijo que no había informes de la Fiscalía de ese centro a su Consellería, y hay dos de 2016; luego difunde datos de menores en las Cortes; y habla de “posible abuso sexual”, además de acusar de malos tratos a los trabajadores del centro”.

La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha expresado a RC que “nunca jamás un vicepresidente del Gobierno valenciano se había comportando de forma tan mezquina”.

Oltra manifestó el pasado 24 de mayo que “es un problema de la privatización del sistema, la gente no entra por capacidad, sino porque es amigo de Dios sabe quién”.

Ante los abusos sexuales del Centro de Menores de Moteolivete (Valencia), de gestión pública, Oltra afirmó que en ese caso eran de una persona ajena al centro, pero que “en Segorbe eran de uno que estaba dentro”.  Esto último, por tanto, ha sido desmentido por las Terciarias Capuchinas, y por eso apelan a los tribunales.





·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·