Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Javier Maroto reclamó que "dejen la política a los políticos"

El malestar del Gobierno por la nota de los obispos sobre Cataluña trae a colación los Acuerdos con la Santa Sede

Algunos ministros recuerdan que han defendido el mantenimiento de los convenios y piden lealtad y correspondencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pocas fueron las declaraciones en público de miembros del Gobierno y del partido Popular a propósito del comunicado de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal sobre la situación en Cataluña, pero las que ha habido muestran una clara incomodidad.

Javier Maroto. Javier Maroto.

Javier Maroto, vicesecretario del PP, pidió a los obispos “dejar la política a los políticos”. Y añadió unas curiosas palabras: “Creo que la Iglesia siempre acierta cuando se mantiene en posiciones que pertenecen a la moral y a la ética y deja la política para los políticos. Ésa es la posición que siempre ha llevado a la Iglesia a acertar, y que debería ser también en esta ocasión”.

Palabras a la que oficialmente hay que añadir las del coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, quien, preguntado por la cuestión, añadió: “Yo también les he escuchado hablar de la legalidad y estoy seguro de que cuando hablan de legalidad se están refiriendo a la Constitución española y la legalidad que representa el Parlamento español”.

La consigna de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, habitual interlocutora con la Conferencia Episcopal, fue mantener el silencio y no desviarse de los trabajos en vísperas del 1-O. Máxime, una vez que el Gobierno entregara una nota verbal de protesta ante la Santa Sede de la que se esperaba la respuesta por esas fechas.

Acuerdos Iglesia-Estado

Sin embargo, en privado y bajo la petición de que su nombre no apareciera citado, un miembro destacado del Gobierno manifestó su disgusto por el contenido del comunicado.

“Esa toma de postura de los obispos, -señaló-, nos va a hacer replantearnos la actitud ante los Acuerdos entre la Iglesia y el Estado. Si hasta ahora hemos sido inflexibles en la defensa del marco de las relaciones, ante la presión de otras fuerzas políticas, lo mínimo que pedimos a los obispos es lealtad recíproca a la hora de afrontar las cuestiones que afectan al bien de España”, apuntó. 

Conversaciones privadas

No menos sincero y duro fue otro político del Partido Popular que, en pasadas legislaturas, tuvo importantes responsabilidades. En su comentario calificó la actitud de los obispos como la de “Pilatos”, por lavarse las manos con su texto en un momento en el que España se juega su futuro. “Espero que los obispos particulares, con nombre y apellidos, hagan públicos sus posicionamientos personales que son, sin duda, más matizados que los de la Permanente”, concluyó.

En estos días, se han intensificado las conversaciones privadas entre miembros del Gobierno y del Partido Popular con varios obispos españoles en orden a clarificar las posturas. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·